Enlaces para accesibilidad

EE.UU. sanciona a terroristas

  • Voz de América - Redacción

Los tres individuos también están en la lista de más buscados en Indonesia.

Los tres individuos también están en la lista de más buscados en Indonesia.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. dijo que impuso fuertes sanciones económicas a miembros de una red terrorista vinculada con al-Qaeda.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció sanciones económicas contra tres individuos identificados como "miembros de alta jerarquía en Jemaah Islamiya" (JI), una red terrorista vinculada con al-Qaeda y que opera en el sudeste de Asia.

Los individuos sujetos a las sanciones fueron identificados como Umar Patek, Abdul Rahmin Ba'asyir y Muhammad Jibril Abdul Rahman, aunque el comunicado proveyó al menos media docena de alias para cada uno de estos hombres.

"Estos tres hombres han demostrado su compromiso con la violencia", afirmó en un comunicado el subsecretario del Tesoro, David Cohen, quien añadió que las medidas "buscan interferir en su capacidad para acceder al sistema financiero internacional en apoyo de sus planes mortíferos".

Según el gobierno de EE.UU., Patek es un cabecilla de JI "y ha planificado y financiado múltiples ataques terroristas de JI en las Filipinas y en Indonesia", dijo Cohen, quien agregó que, "Patek también ha dado instrucción a operadores asociados con la organización terrorista Abu Sayyaf y ha desarrollado personalmente artefactos explosivos para esta organización que opera en las Filipinas".

Según la agencia estadounidense, Patek está involucrado en la planificación y preparación de los ataques terroristas de octubre de 2002 en Bali, y pocas semanas antes de los incidentes asistió a reuniones en Solo, en Java Central, donde los participantes completaron los detalles de su plan.

El Departamento del Tesoro también acusa a Rahim Ba'asyir de ser otro cabecilla de la red que ha dado instrucción y ha dirigido a operadores de JI en el sur y sureste de Asia desde fines de la década de 1990.

Cuando estuvo en Pakistán y Afganistán -desde fines de los años 1990 hasta mediados de 2002- Abdul Rahmin fue el contacto principal de JI con Al Qaeda y prestó un juramento de fidelidad a Osama bin Ladin, añadió el comunicado.

Las sanciones prohíben que cualquier persona o entidad de Estados Unidos hagan negocios con los tres acusados y congela todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense.

XS
SM
MD
LG