Enlaces para accesibilidad

Dudan de estrategia de Samsung contra iPhones

  • Voz de América - Redacción

Si la tendencia persiste, los márgenes de negocio móvil de Samsung podrían comprimirse aún más, y la única manera de compensarlo es acelerar el volumen de ventas.

Si la tendencia persiste, los márgenes de negocio móvil de Samsung podrían comprimirse aún más, y la única manera de compensarlo es acelerar el volumen de ventas.

Al buscar incrementar su participación de mercado contra los iPhones de Apple, la empresa coreana utiliza bajos precios, lo que a largo plazo podría ser insustentable, según analistas.

Samsung Electronics no ha escatimado gastos para la creación de sus nuevos smartphones Galaxy, pero sus bajos precios en comparación a los últimos iPhones ponen en duda el costo a largo plazo de su estrategia contra Apple.

El modelo de 64 gigabytes del Galaxy S6 Edge cuesta $290,45 para fabricar, según IHS Tecnología. Eso es más caro que cualquier modelo anterior del Galaxy S y iPhone analizados por la empresa de investigación estadounidense.

De hecho, por el precio de producción de 100 dispositivos S6 Edge de 64 GB, Apple puede fabricar 121 iPhone 6 Plus de 64 GB, según cálculos de Reuters.

En 2010, cuando Samsung lanzó la serie Galaxy y Apple presentó el iPhone 4, los costos de producción eran casi iguales.

Los dispositivos de Samsung desde el Galaxy S II de 2011 han costado consistentemente más para construir, pero se vendieron a precios similares que iPhones comparables.

Por las versiones de 32 GB de los Galaxy S4 y S5 los consumidores pagaron precios similares a los del iPhone 5 y 5S de 16 GB, según IHS.

En el caso del nuevo S6 Edge, la versión de 64 GB se vende por $799,99 dólares en EE.UU. (sin subsidio de un portador), menos que el precio de venta de $849,99 del iPhone 6 Plus con la misma capacidad de almacenamiento.

La principal razón detrás de la brecha es que el sistema operativo, software y servicios del iOS de Apple permiten cobrar un precio mucho mayor a los consumidores.

A falta de esos elementos diferenciadores, Samsung tiene para ofrecer hardware de mayor calidad para destacar en un mercado cada vez más estrecho, pero no puede reflejar plenamente los costos con precios más altos.

Si la tendencia persiste, los márgenes de negocio móvil de Samsung podrían comprimirse aún más, y la única manera de compensarlo es acelerar el volumen de ventas.

Otro factor a favor de Apple, según los analistas, es la economía de escala que disfruta al lanzar sólo uno o dos nuevos modelos cada año.

Samsung, por su parte, cuenta con una cartera mucho más amplia de teléfonos, los que se venden por apenas $100 dólares, hasta llegar al S6 Edge.

"Existe lo que se llama descuento por volumen: incluso si usted compra las mismas partes, el precio de un componente de pedidos de clientes de 200 millones de teléfonos será diferente al precio para un pedido de 50 millones de teléfonos", dijo a Reuters el analista Jonathan Hwang, de Daewoo Securities.

Con información de Reuters

XS
SM
MD
LG