Enlaces para accesibilidad

Salvando tortugas del derrame


El plan para salvar a las tortugas será el primero a gran escala para salvar miles de tortugas recién nacidas.

El plan para salvar a las tortugas será el primero a gran escala para salvar miles de tortugas recién nacidas.

Un proyecto para evacuar miles de huevos de tortugas caguama y crías de la misma especie que se encuentran en peligro, está siendo implementado en las costa del Golfo de México, para evitar que las tortugas recién nacidas mueran en las aguas contaminadas por el derrame de petróleo.

La iniciativa pertenece al Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, que será el encargado de coordinar el plan. Serán recogidos unos 70 mil huevos de tortuga de cerca de 800 nidos.

Las tortugas marinas entierran los huevos a un medio metro de profundidad en las arenas de las playas del oeste de Florida y Alabama en el Golfo de México. También desovan en la costa este de Florida sobre el océano Atlántico.

El plan será puesto en práctica por primera vez a una escala tan grande. Sin embargo, los especialistas sostienen que de no hacerlo, habrá una cantidad sin precedentes, de muertes de tortugas recién nacidas.

El temor de los biólogos marinos es que las tortugas resulten envenenadas por alimento contaminado por el crudo, o directamente empetroladas, lo que las llevaría a la muerte.

"Es un esfuerzo extraordinario bajo condiciones extraordinarias, pero si podemos salvar a algunas de las crías, valdrá la pena, o de lo contrario las perderemos a todas", dijo Chuck Underwood, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

"Si no hacemos nada y permitimos que estas tortugas entren al Golfo y al petróleo, perderemos a la mayoría de ellas, si no es que a todas", dijo Underwood.

En caso de que eso ocurra, "existe la posibilidad de que perdamos a una generación completa", alertó.

Decenas de trabajadores se han desplegado en la costa para marcar los nidos de tortuga, la mayoría de ellas tortugas caguama.

En los próximos diez días, se dará inicio al proceso de excavar a mano los nidos, lenta y delicadamente, para retirar los huevos.

Los participantes del trabajo deben cuidar no sólo la integridad de los huevos,y de no rasgar la cobertura, sino además de no voltearlos para no afectar el desarrollo de los embriones.

Posteriormente, los huevos se colocarán en contenedores con arena y humedad, para emular el medio natural y serán llevados a un almacén con temperatura controlada del Centro Espacial Kennedy de Florida, donde permanecerán hasta que las crías nazcan.

La idea es trasladar luego las crías a la costa este de Florida, donde las tortugas puedan nadar en el océano Atlántico lejos del petróleo.

XS
SM
MD
LG