Enlaces para accesibilidad

La electrónica le lleva el médico a la casa

  • Voz de América - Redacción

Diana Rae, de Terino, en Washington, le explica al médico sus síntomas en una consulta a través de Skype.

Diana Rae, de Terino, en Washington, le explica al médico sus síntomas en una consulta a través de Skype.

La consulta clínica virtual es ya un hecho en el estado de Washington y en California. Todo lo que se necesita es un aparato electrónico con conexión inalámbrica y un software como Skype.

Diana Rae, una mujer de Tenino, en el estado de Washington, se sentía tan mal que no tuvo fuerzas para ir al hospital pero consiguió consultar a un médico, le explicó los síntomas y éste le recetó las medicinas que necesitaba.

¿Eran vecinos? No. Rae pudo ponerse al habla con un médico desde la comodidad de su casa y todo lo que necesitó fue un aparato electrónico con conexión inalámbrica y un software como Skype, que le permite a uno ver a la persona con quien habla.

Ben Green, médico de cuidado virtual urgente del Sistema Franciscano de Salud, en Tacoma, Washington, tiene pacientes que le describen sus síntomas utilizando el método que se emplea en las videoconferencias.

La charla mediante video le permite al doctor dar instrucciones y examinar físicamente al paciente. “Si sentimos que no hay seguridad en el tratamiento de esta manera, les sugerimos otras alternativas”, dijo Green, quien asegura que una persona con una dolencia puede recibir tratamiento de manera remota en el 75 por ciento de los casos.

La clínica cobra $35 dólares por la llamada virtual, lo que es mucho más barato que ir a una sala de emergencias de un hospital, a un consultorio médico o a una clínica de urgencias. El Sistema Franciscano contrató para eso a Carena, una de las firmas que brindan ese tipo de servicio en el país.

Pero el personal que ofrece cuidado virtual de urgencia debe poseer licencias por separado en cada estado donde presta servicio, lo que en la práctica significa que por ahora los doctores de Carena pueden hacer diagnósticos y brindar tratamiento en Washington y en California, pero no en los vecinos estados de Oregón y Idaho.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG