Enlaces para accesibilidad

Salto desde la cumbre del Everest

  • Voz de América - Redacción

El atrevido atleta ruso, Valery Rozov, saltó desde 7,220 metros de altura para conmemorar el 60 aniversario de la conquista del pico más alto del mundo.

La estrella rusa del deporte extremo, Valery Rozov, saltó desde la pared norte del Monte Everest, en el Himalaya, para conmemorar el 60 aniversario de la conquista de ese pico de 7,220 metros de altura, el más alto del mundo.

Su salto BASE —el nombre que se da cuando se salta desde edificios, antenas, puentes y acantilados—estableció el récord de mayor altura para una caída libre.

El atrevido atleta de 48 años dedicó más de dos años de preparación para esta hazaña, incluyendo el tiempo y esfuerzo dedicado a diseñar un nuevo traje-ala especial para la ocasión.

Durante el salto, Rozov alcanzó una velocidad de 200 kilómetros por hora, la cual mantuvo durante casi un minuto, de acuerdo a sus patrocinadores de Red Bull. El atleta utilizó un paracaídas para el aterrizaje.

Rozov y su equipo, que incluyó a cuatro guías sherpas, un fotógrafo y varios camarógrafos, pasó tres semanas aclimatándose en los montes Himalaya antes de saltar.

El salto conmemoró el éxito del neozelandés Sir Edmund Hillary y del nepalés Tenzig Norgay, que fueron los primeros humanos en alcanzar la cima del Everest el miércoles 29 de mayo de 1953.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG