Enlaces para accesibilidad

Paul Ryan acepta nominación vicepresidencial

  • Voz de América - Redacción

El mensaje del candidato republicano a vicepresidencia, Paul Ryan, fue en esencia: podemos hacerlo.

El mensaje del candidato republicano a vicepresidencia, Paul Ryan, fue en esencia: podemos hacerlo.

El segundo en la boleta republicana en pos de la Casa Blanca dice que Mitt Romney está listo para enfrentar los retos de EE.UU. sin excusas ni palabras inútiles.

El congresista republicano Paul Ryan, considerado un ultraconservador, aceptó este miércoles su nominación como candidato a la vicepresidencia con un discurso en el que subrayó que el líder elegido para disputarle la presidencia al demócrata Barack Obama está listo para enfrentar los retos “sin excusas ni palabras inútiles”.

Hablando a los delegados de la Convención Nacional Republicana en Tampa, en el discurso más esperado de la jornada, el representante por el estado de Wisconsin dijo que después de cuatro años difíciles Estados Unidos necesita dar la vuelta. “Y el hombre para esa tarea es el gobernador Mitt Romney”, precisó.

“No evadiremos los asuntos difíciles, seremos líderes; no gastaremos cuatro años echando la culpa a otros, asumiremos la responsabilidad; no trataremos de reemplazar nuestros principios originales, los volveremos a aplicar. La labor por delante es dura”, y los tiempos demandan lo mejor de nosotros, “pero juntos podemos hacerlo”. subrayó.

Ryan reprochó al presidente Barack Obama que la recuperación económica que prometió no se ve aún en el horizonte, y hay 23 millones de estadounidenses luchando por encontrar trabajo, y uno de cada seis vive en la pobreza.

También echó en cara al presidente haber sacado $700 mil millones de dólares del seguro de salud pública para los mayores de 65 años (Medicare) para financiar su reforma de salud conocida como Obamacare. "Y lo vamos a parar", dijo.

Ryan, quien preside el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, y está bajo la lupa de los demócratas que lo acusan de ser un ideólogo conservador que a su vez quiere destrozar el Medicare y hacer lo mismo con el código tributario, estuvo días preparando cuidadosamente su discurso.

Las palabras de Ryan se situaron en línea con las pronunciadas la víspera por otro peso pesado del partido, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien se refirió a que había llegado el momento de “decir las verdades” en Washington por duras que sean.

También preparó el camino para el discurso de aceptación de la candidatura que Romney pronunciará la noche del jueves, con el que culminará la Convención y los republicanos entrarán de lleno en la última fase de la campaña electoral, que se definirá en las urnas el próximo 6 de noviembre.

Según analistas, Ryan podría dar a Romney la posibilidad de un triunfo en Wisconsin, un estado que hasta ahora nunca votó a favor de un candidato republicano a la presidencia desde los comicios que dieron el triunfo en 1984 a Ronald Reagan. Sin embargo, otros consideran que le restaría fuerza en Florida, donde cuentan los votos de la comunidad de refugiados cubanos.

Poco antes de pronunciar su discurso, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, una ONG, difunció un comunicado en el que dijo que “entre 2000 y 2007, hubo 24 votaciones en la Cámara de Representantes para decidir medidas relacionadas con el embargo a Cuba y el representante Ryan votó por facilitar o terminar con el embargo en 20 de 24 de esas votaciones”.

Entre los oradores más sobresalientes de la jornada estuvieron además de Ryan, entre otros, el senador John McCain: el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño; el ex gobernador de Arizona Mike Huckabee; la gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, y la ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

La gobernadora de Nuevo México, afirmó en claro español, que "el sueño americano es tener éxito", y por esa razón los estadounidenses deben elegir presidente a Mitt Romney el próximo 6 de noviembre.
XS
SM
MD
LG