Enlaces para accesibilidad

Rousseff y Obama aplazan encuentro

  • Voz de América - Redacción

La cancelación de la visita de Rousseff ocurre a raíz de las filtraciones de documentos secretos hechas por Edward Snowden.

La cancelación de la visita de Rousseff ocurre a raíz de las filtraciones de documentos secretos hechas por Edward Snowden.

La presidenta de Brasil conversó ayer durante 20 minutos con su homólogo estadounidense Barack Obama y acordaron posponer la reunión prevista en Washington.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acordaron posponer su reunión bilateral en Washington programada para este próximo 23 de octubre.

La cancelación de la visita de Rousseff ocurre a raíz de denuncias formuladas tras las filtraciones de documentos secretos hechas por el excontratista estadounidense Edward Snowden de que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) espió las comunicaciones personales de la presidenta y de la estatal petrolera Petrobras.

Un comunicado difundido por la Casa Blanca señala que el Obama ha dicho “entender y lamentar” las preocupaciones que las presuntas actividades de espionaje hayan generado en Brasil y reitera su compromiso de trabajar con Rousseff para superar esta “fuente de tensión en nuestras relaciones bilaterales”.

Tal y como el presidente dijo previamente, añade el comunicado, una amplia revisión de las labores de inteligencia de EE.UU. "llevará varios meses". Con todo, según precisa, Obama “ansía dar la bienvenida a la presidenta Rousseff en Washington en una fecha mutuamente acordada”.

Rousseff conversó el tema con Obama durante un encuentro cara a cara en la reunión del G-20 en Rusia, a principios de mes, luego de la cual aseguró que el presidente de EE.UU. había asumido “responsabilidad directa y personal” por la investigación de las denuncias.

Una nota difundida por la presidencia de Brasil indicó que “los dos presidentes decidieron aplazar la visita de Estado" pues sus resultados "no deben estar condicionados a un tema cuya solución satisfactoria para Brasil todavía no fue alcanzada".

Según la nota, "las prácticas ilegales de interceptación de las comunicaciones y datos de ciudadanos, empresas y miembros del gobierno brasileño constituyen un hecho grave que atenta contra la soberanía nacional”.

No obstante, dijo, “el gobierno brasileño confía en que, una vez resuelta la cuestión de manera adecuada, la visita de Estado ocurra en el más breve plazo posible”.
XS
SM
MD
LG