Enlaces para accesibilidad

Congresista critica embarazo de espía cubano

  • Voz de América - Redacción

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen criticó en duros términos la noticia del embarazo de la esposa de un espía cubano recientemente liberado por EE.UU.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen criticó en duros términos la noticia del embarazo de la esposa de un espía cubano recientemente liberado por EE.UU.

La representante republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, calificó como “absurdo” que se le haya permitido a un recientemente liberado espía cubano embarazar a su esposa mientras estaba recluso.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen criticó en duros términos la noticia del embarazo de la esposa de un espía cubano recientemente liberado por EE.UU.

El espía cubano Gerardo Hernández pudo fecundar a su esposa mientras estaba recluso en una cárcel estadounidense gracias a la intermediación del senador demócrata Patrick Leahy, quien intercedió para que la pareja concibiese usando inseminacion artificial.

“¿Qué criminal en el sistema de justicia de Estados Unidos recibe este tipo de tratamiento", dijo una incrédula Ros-Lehtinen en una conferencia de prensa el martes. "¿A quién se le permite tener su esperma enviado algún lugar para que su esposa pueda quedar embarazada?".

"Esto es simplemente absurdo", dijo Ros-Lehtinen. "Es como una terrible, terrible película de espías. ¡No se podía inventar estas cosas en una telenovela!”.

Leahy confirmó que durante un viaje de febrero 2013 a Cuba, la esposa de Hernández, Adriana Pérez, solicitó la ayuda del legislador y su esposa para formar una familia con su marido, que entonces cumplía dos cadenas perpetuas por espionaje en EE.UU.

El senador Leahy en ese momento buscaba la liberación del contratista estadounidense Alan Gross.

Ros-Lehtinen prometió que habrá audiencias del Congreso sobre la decisión unilateral del presidente Obama para alterar la relación EE.UU.-Cuba.

La representante dijo que el Congreso puede optar por impugnar la legalidad de las acciones del presidente, probando que excedió su autoridad.

Ros-Lehtinen no hizo ningún esfuerzo por ocultar su disgusto por el acuerdo secreto que permitió a la esposa del espía ser inseminada artificialmente.

"Me enferma. Me revuelve el estómago ", dijo Ros-Lehtinen. "Este hombre conspiró para matar a cuatro personas inocentes".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG