Enlaces para accesibilidad

Robots en el Ejército de EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Dos robots se preparan para formar parte de las fuerzas armadas estadounidenses. El primero ya se encuentra defendiendo la ley en la frontera, mientras que el segundo continúa recibiendo entrenamientos.

Oficiales de la Patrulla Fronteriza, en Estados Unidos, revelan una nueva arma en la guerra contra las drogas y el tráfico de personas.

Se trata de un robot, controlado a distancia, diseñado para inspeccionar los túneles clandestinos, construidos por carteles, para cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, sin ser descubiertos.

Este pequeño robot posee una poderosa cámara que le permite ver en la oscuridad y que a la vez transfiere el video en tiempo real a su controlador.

“Si encontramos un túnel, enviamos a este robot para que identifique la zona, o posibles amenazas como armas, drogas... y le avisa al agente para que esté preparado”, asegura uno de los agentes fronterizos responsable del proyecto.

También puede superar las 30 millas por hora de velocidad, en el caso de que descubra enemigos, pero tenga que huir inmediatamente.

Por su parte, los Infantes de Marina realizan algunos ejercicios militares, en la Cuenca del Pacífico, aunque ya no tienen que preocuparse por cargar pesado equipo.

Un robot llamado Mula se encarga del trabajo duro. Este mutante con forma de una mula real, camina en cuatro patas y cuenta con una tecnología experimental llamada Sistema de Apoyo Legged Squad, o LS3.

Algunos soldados de infantería poseen un pequeño monitor, que se ajusta a sus botas, y que esta Mula mecánica seguirá a donde sea que vaya.

Su diseño le permite escalar colinas, caminar en rutas rocosas, atravesar ríos y aumentar su velocidad, en caso de que sea hora de emprender la retirada.

Para 2019, el ejército de EE.UU. planea reemplazar a al menos 80 mil soldados por robots, no de combate, pero para realizar labores de apoyo.

XS
SM
MD
LG