Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: sale Gibbs entra Carney


El secretario de prensa Robert Gibbs habla con el presidente Barack Obama antes de una conferencia de prensa en la Casa Azul de Seul, en Corea del Sur.

El secretario de prensa Robert Gibbs habla con el presidente Barack Obama antes de una conferencia de prensa en la Casa Azul de Seul, en Corea del Sur.

El secretario de prensa de la Casa Blanca dijo adiós a su cargo tras recibir un presente especial del presidente Obama.

La misma posición, diferente nombre y seguramente diferente estilo.

La Casa Blanca procesó el cambio de portavoz presidencial. Robert Gibbs dejó el cargo y Jim Carney subió al podio.

Antes de abandonar su cargo como vocero presidencial ante los medios de comunicación, el saliente secretario de prensa de Barack Obama, recibió un regalo muy especial de su jefe en su último día en la Casa Blanca.

Robert Gibbs no fue el primero en hablar, como de costumbre. Obama le esperaba en el podio antes de que llegara y el presidente relató a la prensa que Gibbs le prestó la corbata que llevaba al dar el discurso principal en la convención demócrata de 2004 –un momento crucial en el que Obama saltó a la escena nacional–. Pero el presidente nunca llegó a devolvérsela… Hasta ahora.

“Quiero que esto quede grabado, con cámaras, que estoy devolviéndole a Robert su corbata finalmente”, dijo Obama, quien se la devolvió en un marco.

Obama afirmó que Gibbs “no sólo ha sido un extraordinario secretario de prensa, sino también un gran amigo”.

En respuesta, Gibbs señaló que “es un tremendo honor y un privilegio hacer esto cada día, servir y tomar parte en días como hoy, que son tan trascendentes”.

Aunque Gibbs ha discutido muchas veces con los periodistas en la sala de prensa, se emocionó al dirigirse a ellos por última vez.

"Todos ustedes serán siempre una parte de esta gran experiencia para mí", dijo Gibbs. "Se han convertido en una extensión mayor de mi familia. Hemos compartido algunos momentos extraordinarios."

Gibbs también bromeó sobre el nuevo secretario de prensa, Jay Carney, quien asumió este miércoles 16 de febrero de 2011 y le advirtió que al presidente "le gusta llamar sobre las 4.15 de la madrugada”.

El primer día de Carney no fue fácil, tras una primera pregunta de rutina sobre cómo veía su trabajo, inmediatamente la prensa de la Casa Blanca comenzó a preguntar sobre los recortes al presupuesto y la crisis en Medio Oriente.

XS
SM
MD
LG