Enlaces para accesibilidad

Una ciudad para la prensa en Río


Los periodistas pasan la mayoría de su tiempo en el Parque Olímpico, dando cobertura a los juegos.

Los periodistas pasan la mayoría de su tiempo en el Parque Olímpico, dando cobertura a los juegos.

Los periodistas de todo el mundo que dan cobertura a los Juego Olímpicos, en Brasil, comparten su estadía en un sitio designado únicamente para la prensa. En esta pequeña ciudad, se han cubierto todas sus necesidades básicas.

Durante las Olimpíadas en Río de Janeiro, no todo es deportes.

Que los periodistas tengan un sitio en donde dormir y descansar, es una de las muchas preocupaciones, que los organizadores deben planificar.

En Río, ese lugar se llama Villa para Medios. Está ubicada a 45 minutos de la Villa Olímpica, en Recreio dos Bandeirantes, y hay más de 2 500 periodistas instalados en dos gigantescos complejos habitacionales.

“Creo que las instalaciones son bonitas, pero sobre todo seguras, hay mucha seguridad, especialmente en una ciudad como Río, es importante sentirnos seguros (...) La comida está más o menos, hemos tenido peores, pero también mejores”, dijo a la Voz de América, la periodista holandesa Juul Franssen.

Esta Villa es completamente nueva. Somos los primeros en habitarla, aunque como la mayoría de infraestructuras previas a los juegos: fue construida ‘a contra reloj’, lo que según Dirk Gerlo, un veterano periodista belga, que ha cubierto ocho olimpiadas, eso tiene sus desventajas.

“Entras a los apartamentos y te das cuenta de que han tenido que hacerlos muy rápido. Teníamos problemas con los inodoros, con las bañeras, entre otros”, dijo Gerlo, quien trabaja para la agencia Radio y Televisión de Bélgica.

Aunque asegura que las condiciones en esta Villa son un llamado a la humildad.

“Es obvio que se trata un lugar de bajo presupuesto, no podemos compararlo con lo que tenemos en Bélgica (…) La comida es básica, probablemente menos que eso, pero lo acepto, estamos acostumbrados a vivir con demasiados lujos, así que hay que aceptarlo y hacer nuestro trabajo”

Aquí prácticamente se puede encontrar de todo: gimnasios, piscinas, áreas comunes, cafetería y hasta una lavandería. Aunque como dice Alison Morrow, periodista de la cadena estadounidense NBC, no hay tiempo para disfrutar de las amenidades.

“Tenemos un hermosa piscina, nunca la uso, porque nunca estoy aquí, también hay una tienda de conveniencia, que tiene todo lo que necesitamos, creo que estamos bien, podría ser peor”, dijo a la VOA Morrow.

Esa tienda de conveniencia, de la que habla la profesional estadounidense, con precios más altos que en supermercados tradicionales, es el oasis de los periodistas en la Villa.

Entre las 8:00 de la noche y la media noche son las horas más ocupadas, asegura Ana Beatriz, quien trabaja en la tienda. Las horas concuerdan con el fin de las largas jornadas de cobertura deportiva.

“Los periodistas compran sobre todo cerveza y agua, y algunas veces snacks, o comida para microondas, cuando están hambrientos”.

Si todavía tienen algo de energía, los periodistas terminan su jornada en un pequeño bar, también dentro de la Villa, al fin de cuentas se trata de un evento y un lugar, que podrían no volver a coincidir en muchos años.

XS
SM
MD
LG