Enlaces para accesibilidad

Gobernador de Texas dice que volvería a vetar los fondos

  • Voz de América - Redacción

"Es indignante que alguien use la teatralidad política para dañar (...) la constitución de nuestro estado", descargó Perry.

"Es indignante que alguien use la teatralidad política para dañar (...) la constitución de nuestro estado", descargó Perry.

Rick Perry afirma que perdió la confianza en la fiscal del distrito, quien fue arrestada por conducir en estado de ebriedad y que por eso decidió vetarle los fondos.

El gobernador de Texas, Rick Perry, arremetió desafiante contra los "indignantes" cargos penales presentados en su contra y defendió la forma en que ejerció su derecho a veto, algo que llevó a un jurado a acusarlo de dos delitos graves de abuso de poder.

El gobernador, que ha estado en el cargo desde diciembre del 2000, dejó en claro que planea completar su último mandato en enero, como está previsto.

“No vamos a arreglar nuestras diferencias políticas con acusaciones en este país", dijo Perry.

Perry, un posible candidato a la nominación presidencial republicana en 2016, hizo sus declaraciones el sábado ante periodistas fuera de su oficina en el Capitolio estatal en Austin, Texas.

"Es indignante que alguien use la teatralidad política para dañar el tejido mismo de la constitución de nuestro estado", agregó.

Un jurado de investigación del condado de Travis acusó el viernes a Perry de amenazar con vetar fondos estatales para la fiscal de distrito, una demócrata electa que se negó a dimitir después de ser arrestada por conducir en estado de ebriedad.

El veto de 2013 impulsó la investigación penal.

"Los detalles de mi toma de decisiones fueron muy claros. He dicho claramente desde el principio que iba a vetar esos dólares, siempre y cuando hubiese alguien en esa oficina de quien yo hubiese perdido la confianza", dijo Perry. "Y yo perdí esa confianza".

Perry es el primer gobernador de Texas desde 1917 en ser procesado judicialmente.

Los cargos fueron presentados mientras el gobernador busca presentarse, tanto ante los líderes republicanos como a la base del partido, como alguien capaz de recuperar la Casa Blanca.

En 2012, varios tropiezos durante su candidatura presidencial llevaron a su salida anticipada de la competencia.

Por su parte, el senador republicano Ted Cruz, expresó su apoyo al gobernador y justificó su decisión de vetar los fondos en mención al señalar que la Constitución de Texas le otorga a Perry el poder de vetar una legislación y el hecho que una persona con acusaciones criminales, al referirse a la fiscal, declare sobre el ejercico de su autoridad constitucional es "altamente sospechoso".

XS
SM
MD
LG