Enlaces para accesibilidad

EE.UU. contra propaganda del grupo extremista Estado Islámico

  • Voz de América - Redacción

El subsecretario de Estado de Estados Unidos para la diplomacia pública y asuntos públicos, Richard Stengel, asegura que es necesario que EE.UU. aumente su participación en las redes sociales para contrarrestar la propaganda del grupo Estado Islámico.

Richard Stengel, subsecretario de Estado para la Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, dijo durante una entrevista con Alhurra televisión, que Estados Unidos debe aumentar su presencia en las redes sociales.

El funcionario estadounidense argumentó que ante el surgimiento de una poderosa maquinara de propaganda externa, promovida por el grupo extremista Estado Islámico, Estados Unidos debe fortalecer su propia participación en las redes sociales para contrarrestar las mentiras que han llevado a muchos jóvenes a unirse a este grupo armado.

Lea la entrevista completa:

¿Cómo evaluaría usted la contribución de los estados árabes en la lucha contra el terrorismo?
Creo que ocurrió lo inverso, el terrorismo suele unir a las personas, y creo que lo que ocurrió el 11 de septiembre de 2001, unió a las personas del mundo en contra del terrorismo, y los hizo comprender que Estados Unidos también es víctima del terrorismo. Y yo diría que nuestras alianzas con las personas de los países árabes únicamente han crecido desde entonces.

¿Cuánta cooperación se ha recibido departe de los gobiernos del GCC en general?
Creo que como dije antes, lograron concentrar la mente de las personas que pertenecen a los países del mundo árabe, permitiendo que éstos se coordinaran entre sí mucho mejor de lo que lo hacían antes y provocó que surgiera una relación más poderosa entre Estados Unidos y estas naciones. Ahora ambos tenemos un enemigo en común, y un enemigo en común tiende a unir a las personas.

¿Cómo se puede enfrentar el surgimiento del Estado Islámico?
Lo enfrentamos de distintas formas, hay un campo de batalla desde donde detenemos sus avances, hay bombardeos incursiones militares con la ayuda de nuestros aliados, pero también está el campo de batalla de información, que es desde donde yo opero, y creo que desde el ascenso del Estado Islámico, hace un año, hay más protagonistas que se han unido en la lucha. Los países árabes han movilizado sus propias redes sociales... Jordania, Egipto, Arabia Saudita, y nosotros lanzamos el Centro Sawab con los Emiratos, un gran proyecto mediático que creemos inspirará a otras naciones a crear sus propios centros.

Hablando del Centro Sawab ¿Cuáles son los objetivos que buscan con este proyecto?
El propósito de este Centro, desarrollado entre Estados Unidos y los Emiratos Unidos, que luego ayudaremos a coordinar con la coalición aliada, es crear contenido con mensajes que tengan profundo impacto en las redes sociales, que además presente una alternativa positiva para contrarrestar las posición negativa que ellos presentan, pero además, vamos a coordinar el contenido de los mensajes con esta coalición aliada que se unió en contra del Estado Islámico.

Después de los ataques de París y Kuwait está claro que EE.UU. puede ser un objetivo terrorista. ¿Está de acuerdo?
En realidad todos son objetivos potenciales, nadie está inmune, y lo vimos en Texas con el ataque de un “lobo solitario”. Ciertamente a muchos estadounidenses les preocupa que Estados Unidos sea un objetivo terrorista, pero no creo que sea realmente una situación similar a la que viven otras regiones, en donde ellos están literalmente en sus fronteras, desde donde avanzan, crean propios estados, creo que todos estamos expuestos. También hay rebeldes que llegan de Estados Unidos, en realidad debería ser una preocupación de todos.

¿Pero las recientes amenazas en territorio estadounidense no sugieren que Washington no está siendo efectivo en detener el flujo de armas y dinero que llega a los terroristas?
Una de las ideas del Centro Sawab es informar a nuestra propia población dentro de EE.UU. para frenar el flujo de combatientes extranjeros. Algunos debaten si debemos enfocar este esfuerzo en desmentir la propaganda del califato, que ese no es el paraíso, que no hay agua potable, no hay electricidad, no existe el acceso a internet, así que parte de lo que hacemos es evitar que nuestras personas se unan al EI, pero también lo hacemos de otras formas, como desconectado directamente a personas que están tuiteando información relacionada a estos grupos, entonces es un trabajo grande, intentamos focalizarnos en individuos particulares, pero también, dirigimos nuestra atención a grandes grupos para llegar por completo a los musulmanes, a las personas del mundo árabe, y que se unan en contra del EI.

¿Podremos algún día ganarle la batalla al terrorismo?
Como muchos han dicho, hablar de “la guerra contra el terrorismo”, en cierto modo erróneo es una estrategia, una técnica usada por el Estados Islámico. Yo no combato la guerra al terror, combato al grupo Estado Islámico, y creo que esa guerra la ganaremos.

¿Entonces tendremos que vivir bajo la sombra del terrorismo por décadas, o años?
Sí, como el presidente (Barack) Obama dijo la otra vez desde el Pentágono. Esta es una generación sufrida, tenemos que medir en años, y no en meses o días. Creo que sería irrealista pensar que todo tipo de terrorismo desaparecerá un día, o que todas las manifestaciones del grupo Estado Islámico desaparecerán, pero como una amenaza, como amenaza existente, eso será revertido, y ya está siendo revertido. Creo que la coalición comprende lo que hay que hacer, y eso se está haciendo.

Algunos creen que la lucha contra el terrorismo, aquí en EE.UU., no debe hacerse a expensas de violar leyes y derechos humanos, ¿está de acuerdo?
En una democracia hay un equilibrio entre los derechos humanos, derechos individuales, privacidad y seguridad, y ese balance sube y baja. Creo que se pueden preservar los derechos humanos, la libertad de expresión, se puede preservar la libertad de comunicación, y tener estabilidad y fortaleza al mismo tiempo. Pero se trata de una línea muy delgada, y en ocasiones, algunos cruzan esa línea y esa es la realidad.

XS
SM
MD
LG