Enlaces para accesibilidad

Charlie Hebdo responde a ataques en París

  • Voz de América - Redacción

Stephane Charbonnier, conocido como Charb, es el director de publicación de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Foto de archivo.

Stephane Charbonnier, conocido como Charb, es el director de publicación de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Foto de archivo.

La portada, de la edición que se publicará el miércoles, presenta a un hombre bailando y tomando champaña, pero el líquido burbujeante le sale de orificios en el cuerpo.

La revista satírica francesa Charlie Hebdo utilizó su más reciente portada para responder en forma desafiante a los ataques terroristas del pasado viernes en París, que dejaron 129 personas muertas y más de 300 heridos.

La portada, de la edición que se publicará el miércoles, presenta a un hombre bailando y tomando champaña, pero el líquido burbujeante le sale de orificios en el cuerpo.

"Ellos tienen armas", dice el título en la parte superior, y debajo de la imagen del hombre bailando dice: "A la porra, nosotros tenemos champaña".

Los ataques del viernes en París, ocurrieron en lugares populares nocturnos y menos de un año después de que terroristas asesinaran a la mayor parte del personal editorial de la revista.

Luego de ese ataque, la portada de la revista presentó una imagen de Mahoma llorando y diciendo "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie).

En un editorial que será publicado en la edición del miércoles, el editor gerente de la revista, identificado como Riss, escribe: "La sangre y las lágrimas pronosticadas por Churchill. Allí es donde estamos. Sin darnos cuenta, los parisinos de 2015 se han convertido de alguna forma en los londinenses de 1940, decididos a no ceder, ni al temor ni a la resignación, no importa qué los tome por sorpresa".

Riss escribe que, el Islam "durante los últimos 20 años se ha convertido en el campo de batalla donde los radicales quieren exterminar a los no-creyentes y someter por la fuerza a los moderados".

El editor cree que debe haber un debate mayor sobre la religión. "Evitar la trampa de la división no debería hacernos renunciar al derecho de criticar la religión bajo el pretexto de que ejercerlo es a veces irritante".

"De todas las libertades básicas que conforman nuestras vidas, es también esta libertad, lo que los asesinos quisieron eliminar la noche de este viernes", dice Riss.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG