Enlaces para accesibilidad

Republicanos: Obama no ha estado a la altura de su elocuencia

  • Voz de América - Redacción

El representante por la Florida, Mario Díaz-Balart, pronunció la respuesta republicana en español.

El representante por la Florida, Mario Díaz-Balart, pronunció la respuesta republicana en español.

Texto completo de la respuesta republicana en español al discurso sobre el Estado de la Nación del presidente Barack Obama.

El congresista por la Florida, Mario Díaz-Balart leyó en español la respuesta republicana al discurso del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Nación.

Las palabras de Díaz-Balart estuvieron basadas en las de la gobernadora Nikki Haley, que habló en nombre de los republicanos en general. Este es el texto completo:

“Buenas noches.

“Soy el Congresista Mario Díaz-Balart.

“Tengo el honor de representar al sur de Florida en la Cámara de Representantes, y esta noche les hablo desde Washington, la capital de nuestra nación.

“En un momento, voy a hablarles de un futuro mejor para Estados Unidos. Pero primero quiero decir unas palabras sobre el presidente Obama, que acaba de pronunciar su último discurso sobre el Estado de la Unión.

“La elección de Barack Obama como presidente hace siete años rompió barreras históricas e inspiró a millones de personas. Igual que cuando se postuló para el cargo, esta noche el presidente Obama habló con elocuencia. Obama se luce en momentos como éste.

“Lamentablemente, su expediente como presidente no ha estado a la altura de su elocuencia.

“En este último año, muchos en nuestra nación continúan viviendo en una economía estancada. La deuda nacional aplasta nuestra economía. La ley de cuidado de salud ha hecho más costosos los seguros y menos disponibles a los médicos. Vemos disturbios caóticos en muchas de nuestras ciudades.

“Aún peor, nos enfrentamos a la amenaza terrorista más seria desde el 11 de septiembre del 2001, y este presidente parece no querer o no poder enfrentar esa amenaza.

“Pronto terminará la presidencia de Obama, y Estados Unidos tendrá la oportunidad de comenzar un nuevo camino. Es de ese nuevo camino que les quiero hablar esta noche.

“Ustedes saben lo que ha estado ocurriendo en Washington en los últimos años.

“Existe una gran frustración con una administración que ha dejado de servir eficazmente al pueblo y cuyas promesas nunca se cumplen.

“Tenemos que ser honestos con el pueblo y con nosotros mismos. Los Demócratas en Washington tienen mucha responsabilidad por los problemas que enfrenta hoy Estados Unidos, pero no son los únicos responsables. Nosotros como Republicanos tenemos que reconocer que hay más que suficiente culpa para repartir.

“Debemos aceptar que hemos sido parte de la razón por la cual importantes proyectos para nuestra nación no se han convertido en ley.

“Tenemos que arreglar esa realidad. El nuevo Congreso ya comenzó con ese esfuerzo, y con un presidente Republicano habrá alguien en la Oficina Oval que firmará la legislación que ustedes han pedido, y no la vetará.

“Los fundamentos que han hecho de Estados Unidos la última y mejor esperanza en el mundo no han desaparecido. Todavía existen. Nos corresponde a nosotros volver a esos fundamentos.

“Para mí, eso comienza desde el principio: soy el hijo de exiliados cubanos quienes recordaban a mis hermanos y a mí todos los días la bendición que significa vivir en este país.

“Mi historia es similar a la de millones de otros americanos. Inmigrantes han venido a nuestra tierra durante generaciones para vivir el sueño americano; que sus hijos vivieran mejor que ellos, y en libertad. Ese sigue siendo el sueño de todos nosotros, y hemos visto una y otra vez que ese sueño es alcanzable.

“Hoy en día, vivimos en una época de amenazas como pocas en la historia reciente. En tiempos de incertidumbre, puede ser tentador seguir ¨el canto de sirena", de las voces más divisivas. Debemos resistir esa tentación.

“Nadie que trabaje responsablemente, cumpla con nuestras leyes, y ame a Estados Unidos debe sentirse rechazado en este país. No es quienes somos.

“Al mismo tiempo, es obvio que nuestro sistema de inmigración necesita ser reformado. El sistema actual pone en riesgo nuestra seguridad nacional y es un obstáculo para nuestra economía.

“Es imprescindible que encontremos una solución legislativa para proteger a nuestra nación, defender nuestras fronteras, ofrecer una solución permanente y humana a los que viven en las sombras, respetar el Estado de Derecho, modernizar el sistema de visas, e impulsar la economía.

“No tengo duda de que si trabajamos juntos, podemos lograr esto y seguir siendo fieles a los legados más nobles de Estados Unidos.

“En los últimos meses, la nación ha sufrido actos de violencia injustificables que han cobrado vidas inocentes. Estados Unidos no es inmune a los males que intentan anular nuestro derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Las tragedias como las ocurridas en Carolina del Sur y California son ejemplos de la crueldad, y del odio hacia personas por su fé. Son graves recordatorios de por qué tenemos que seguir protegiendo la libertad de religión; la libertad de practicar la fe sin temor de violencia, la libre expresión de ideas, y de poder vivir sin la amenaza del terrorismo. El pueblo americano ha demostrado que siempre defenderá estas libertades.

“Vale la pena analizar lo que sucedió después de estas tragedias.

“Nuestra nación estuvo conmovida, golpeada por el dolor y el miedo. Pero no permitimos que ganara el odio. No hubo más violencia, hubo vigilias y abrazos entre amigos.

“No nos volvimos en contra de una raza o una religión. Recurrimos a Dios, y a los valores que han hecho que nuestro país sea el más libre y admirable del mundo.

“Lamentablemente, todavía hay países donde no se respetan las libertades básicas, y donde los gobiernos no representan a sus pueblos. Los mulás en Irán, entregados al islamismo radical y con ambiciones nucleares, prohíben la disidencia, y encarcelan a los periodistas independientes como "espías". En Corea del Norte, el pueblo permanece aislado del resto del mundo sin acceso al Internet o a los medios de comunicación. Y aquí, En nuestro propio hemisferio, el pueblo cubano no ha tenido una elección libre en más de 57 años, y las detenciones políticas y la opresión siguen aumentando. Y el pueblo de Venezuela sufre la existencia de presos políticos y la corrupción de las institución democráticas más importantes.

“En nuestro país, estamos bendecidos con el derecho de decir lo que pensamos. Y seguiremos haciéndolo para mejorar nuestra nación.

“Por supuesto eso no significa que no vamos a tener desacuerdos. Los tendremos. Pero a medida que avance esta nueva era, los Republicanos seguiremos defendiendo nuestras creencias, nuestras ideas.

“Con un Republicano en la Casa Blanca, los impuestos serían más bajos para las familias y frenaríamos el mal gasto y la deuda nacional.

“Fomentaríamos la innovación americana y el éxito, en vez de demonizarlos, y nuestra economía se dispararía, mejorando las oportunidades de empleo para todos.

“Mejoraríamos la reciente reforma bipartidista de educación para que el sistema educativo funcione para los estudiantes, padres y maestros, y no para los burócratas en Washington y en otras ciudades.

“Apoyaríamos la producción de energía de Estados Unidos, como el gas natural, el carbón y el petróleo, para fomentar mayor crecimiento económico para nuestro pueblo.

“La inasequible y costosa ley de salud del presidente sería reemplazada con reformas para reducir los costos y que le permitirían a usted seguir con su médico.

“Respetaríamos las diferencias de las familias modernas, pero también insistiendo en el respeto a la libertad religiosa como fundación de nuestra Constitución.

“Respetaríamos la separación de poderes y honraríamos la Constitución en su totalidad. Y sí, eso incluye la Segunda y la Décima Enmienda.

“Haríamos acuerdos internacionales que serían celebrados en Israel y protestados en Irán, no al revés.

“Y en vez de simplemente darles las gracias a nuestros valientes militares, haríamos más fuertes a nuestras fuerzas armadas, para que nuestros amigos y enemigos en todo el mundo supieran que Estados Unidos busca la paz, pero cuando luchamos en guerras, las ganamos.

“Tenemos grandes decisiones que tomar. Nuestra nación confronta grandes pruebas.

“Pero no es la primera vez, y el pueblo americano siempre ha estado a la altura de sus desafíos. La orientación que necesitamos, ya la tenemos. Nuestros antepasados nos prepararon el camino.

“Reafirmemos sus valores y virtudes, para comprometernos nuevamente, a hacer lo que sea necesario, para que Estados “Unidos siga siendo el país más grande en la historia de la humanidad.

“Gracias, buenas noches, y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.”

XS
SM
MD
LG