Enlaces para accesibilidad

Republicanos responderán divididos


Los republicanos fortalecidos en el Congreso, miraran detenidamente el mensaje del presidente.

Los republicanos fortalecidos en el Congreso, miraran detenidamente el mensaje del presidente.

La silla correspondiente a la congresista Gabrielle Giffords permanecerá vacía.

La situación de la economía de Estados Unidos, incluyendo la creación de empleo, la promoción del consumo, el crecimiento sostenido y la reducción del déficit, estarán al tope de la lista de temas que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abordará durante su Mensaje a la Nación.

Lea además: Las claves del Mensaje a la Nación

El discurso se realizará ante las dos cámaras del Congreso, el senado y la Cámara de Representantes, donde habrá una silla vacía, la de la congresista Gabrielle Giffords, baleada en Arizona.

La Voz de América transmitirá en vivo el discurso del presidente Obama a las 9 de la noche hora de Washington, este martes 25 de enero de 2001, el cual podrán seguir a través de voanoticias.com

Si bien la economía no ocupará todo el discurso, será el plato principal de un menú donde el presidente tratará de poner sobre la mesa una propuesta que la oposición republicana esté dispuesta a negociar y su base legislativa demócrata –sobre todo en el Congreso- pueda defender y apoyar.

Sobre todo, los analistas insisten en que el relanzamiento del mercado laboral, será una parte del discurso a la que tanto los legisladores como los ciudadanos prestarán mucha atención. El desempleo de 9,4% por ciento sigue siendo la piedra en el zapato de una economía que muestra consistentes señales de recuperación.

Pero, recuperación con desempleo alto, no es aceptable a ningún nivel en Estados Unidos.

Los republicanos fortalecidos en el Congreso, miraran detenidamente el mensaje del presidente. Pero también lo hará la gigantesca audiencia que sigue el discurso por televisión y que quiere escuchar de donde saldrán más empleos, cómo y cuándo.

Pero a la vez, todos también esperan un ambiente más sobrio y con menos confrontación que en los últimos años, cuando el discurso se produce a menos de tres semanas del intento de asesinato de la congresista Gabrielle Giffords.

A la vez, algunos demócratas y republicanos decidieron cambiar lugares y sentarse entremezclados, en vez de hacerlo por bloques, para mostrar civilidad, respeto y tolerancia.

Respuesta republicana y del Tea Party

Por su parte, los republicanos reaccionarán divididos al discurso presidencial.

La respuesta tradicional del partido de oposición recayó en el representante por Wisconsin, Paul Ryan, de 40 años, y presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes.

Pero también habrá una respuesta del ala más conservadora de la oposición, el movimiento Tea Party, y la portavoz será la representante por Minnesota, Michelle Bachman.

Invitados

Entre los invitados al palco de la primera dama, Michelle Obama, se destacan los padres de la niña Christina Green, de 9 años de edad, una de las víctimas fatales del ataque ocurrido en Tucson, Arizona.

También estará al lado de la primera dama, Daniel Hernández, el pasante hispano de la oficina de Gabrielle Giffords, quien ha sido reconocido como un factor clave para salvar la vida de la congresista, con su rápida acción para detener la hemorragia, después que la legisladora fuera baleada en la cabeza.

La oficina de Giffords señaló que sus médicos en Arizona, los cirujanos Peter Rhee y Randall Friese, el neurocirujano Michael Lemole, y la enfermera Tracy Culbert, planean asistir al Capitolio.

En cambio, el esposo de Giffords, el astronauta Mark Kelly, no tiene pensado asistir a pesar de que también fue invitado y seguirá el discurso junto a su esposa en Houston.

XS
SM
MD
LG