Enlaces para accesibilidad

Rick Perry abandona la contienda

  • Voz de América - Redacción

Newt Gingrich recibió el apoyo explícito del gobernador de Texas, Rick Perry quien abadonó su campaña por la nominación repuiblicana.

Newt Gingrich recibió el apoyo explícito del gobernador de Texas, Rick Perry quien abadonó su campaña por la nominación repuiblicana.

Las especulaciones se han disparado respecto a como se reordenarán los votos tras la salida de Perry.

El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que "pongo fin a la campaña, tras haber llegado a la conclusión de que no hay un camino viable para mi candidatura en 2012".

El anuncio realizado en la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur, incluyó su decisión de "apoyar a Newt Gingrich como candidato a la presidencia de Estados Unidos".

Pocos minutos después, Gingrich afirmó en un acto público en Carolina del Sur, que "acepto humildemente" el apoyo del gobernador Texas.

Tras confirmar las noticias que habían surgido a primeras horas de la mañana, Perry dijo que "como texano, nunca estoy dispuesto a ceder, pero en honor a uno de los grandes gobernadores de Texas, Sam Houston, haré una retirada estrategica, saldré del camino y pondré fin a mi campaña 2012".

Al iniciar su discurso final de campaña, Perry dijo que "esta campaña nunca ha sido sobre los candidatos, sino sobre el amor a Estados Unidos" y destacó que "ha sido un privilegio enorme" haber llevado la campaña adelante.

También destacó que durante la campaña supo ver "la resietencia de nuestra gente, como nunca pierden la esperanza a pesar de todas las circunstancias y como no han dejado de creer en el sueño estadounidense".

Perry insistió que "lo que esta mal en Estados Unidos no es nuestra gente, es nuestra politica. Lo que precisamos de Washington es humidad, un gobierno más chico" e insistió en la causa "conservadora, nunca he creído que sea sobre un candidato, sino que es un movimiento de ideas más grande que todos nosotros mismos".

A la vez, Perry insistió en que "como ex piloto de la fuerza aerea, siempre he creído que no debemos perder nuestro objetivo", que dijo "es derrotar al presidente (Barack) Obama"

Cuatro candidatos

Los medios de prensa estadounidense iniciaron debates sobre quienes se beneficiará con la salida de Perry, reconocido como uno de los candidatos definidos como "conservadores", junto al ex senador Rick Santorum y el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich.

Las especulaciones se disparon tras el discurso de Perry, respecto a potenciales apoyos, después que dijera que se inclina por la candidatura de Gingrich, en vez de los restantes tres candidatos, el favorito Mitt Romney, Ron Paul y Rick Santorum.

El anuncio se produce en momentos en que Newt Gingrich ha recortado la diferencia en las intenciones de voto en Carolina del Sur en forma sustancial ante el favorito, Mitt Romney, y previo al debate de este jueves por la noche en Charleston, Carolina del Sur.

Perry había registrado una pobre votación en Iowa, donde fue cuarto con apenas un 10% de los votos, y luego no hizo campaña en Nueva Hampshire donde obtuvo un magro 1%. Su campaña tampoco había conseguido incluir su candidato para la votación en el estado de Virginia.

El pasado fin de semana, una conferencia de religiosos evangélicos dio otro golpe a la candidatura de Perry, al anunciar tras una reunión en Texas que apoyaban la candidatura de Rick Santorum.

Previo a la salida de Perry de la contienda electoral, otros tres candidatos habían abandonado su postulación.

El primero fue el empresario de Georgia, Herman Cain, acosado por denuncias de acoso sexual y relaciones extramaritales, ni siquiera llegó a participar de las primarias.

Tras la votación en Iowa, donde apenas recibió un 6%, fue el turno de la representante por Minnesota, Michelle Bachmann quien anunció que abandonaba su campaña.

Posteriormente, y tras la votación en Nueva Hampshire donde fue tercero con 16%, el ex gobernador de Utah y ex embajador en China, Jon Hunstman, declinó de su postulación y anunció su apoyo a Mitt Romney.

La incógnita es ahora determinar a quien apoyarán los votantes del ultraconservador movimiento Tea Party, que se habían alineado tras la candidatura de Perry.

XS
SM
MD
LG