Enlaces para accesibilidad

Guerra de insultos entre candidatos republicanos

  • Voz de América - Redacción

Marco Rubio habla durante un mitin en el Centro Espacial en Huntsville, Alabama.

Marco Rubio habla durante un mitin en el Centro Espacial en Huntsville, Alabama.

Marco Rubio, Donald Trump y Ted Cruz se embarcan en una guerra de insultos mutuos de cara al Súper Martes.

Una guerra de insultos entre los candidatos republicanos calentó el sábado la contienda de cara a las primarias y asambleas partidistas del Súper Martes, en las que se reparten un cuarto de los delegados republicanos.

El magnate inmobiliario, Donald Trump, haciendo campaña junto a su exrival Chris Christie en Arkansas, describió al senador por la Florida, Marco Rubio, como "esa pequeña nada".

Ted Cruz, en Georgia, preguntó a los votantes si se sentirían orgullosos de que sus hijos regresaran a casa y repitieran la clase de malas palabras que usa Trump en sus discursos.

Y Rubio se burló de Trump, al que llamó "el artista de la estafa" y el que usa "el peor aerosol bronceador en Estados Unidos".

"A Donald Trump le gusta demandar a la gente", dijo Rubio. "Debería demandar al que le hizo eso en la cara".

Pero aunque Trump parece encaminado a solidificar su liderazgo en el partido, ni Cruz ni Rubio están dispuestos a dar su brazo a torcer.

Rubio, que todavía no ha ganado ninguna primaria, aseguró el sábado que luchará por ganar la nominación hasta el final.

"La mayoría de los votantes republicanos no quieren que Donald Trump sea nuestro nominado. Y ellos van a apoyar a quien quiera que se quede hasta el final luchando contra él".


XS
SM
MD
LG