Enlaces para accesibilidad

Apoyo bipartidista al cierre de embajadas

  • Michael Bowman

Soldados yemeníes inspeccionaban los autos en un puesto de control en la ruta que conduce a la embajada de Estados Unidos en Sanaa, Yemen.

Soldados yemeníes inspeccionaban los autos en un puesto de control en la ruta que conduce a la embajada de Estados Unidos en Sanaa, Yemen.

Republicanos y demócratas apoyan la decisión del gobierno de cerrar más de veinte embajadas y consulados por amenazas creíbles.

Legisladores y ex funcionarios de alto rango de Estados Unidos coincidieron en señalar que el cierre de más de 20 embajadas y consulados de Estados Unidos y la emisión de una alerta mundial de viajes, son dos medidas consideradas a la vez como extraordinarias y una respuestas apropiada a las amenazas terroristas creíble.

La importancia
de las escuchas


La capacidad de Estados Unidos para monitorear las comunicaciones globales es una herramienta muy valiosa en la guerra contra el terrorismo, de acuerdo con el ex Secretario de Seguridad Nacional Michael Chertoff.

"Cuando hacemos las escuchas, podemos oír a las malas personas hablando sobre hacer algo", explicó. "El desafío es que lo que dicen no es específico. Todavía no han hablado de un objetivo particular, o un lugar determinado. Y es por eso que se tiene que hacer una advertencia amplia", como ha sido el cierre de 21 embajadas y consulados.

Además de centrarse en las operaciones de al-Qaeda en el extranjero, Chertoff dijo que las autoridades estadounidenses también están en busca de pistas sobre posibles actividades terroristas en Estados Unidos relacionadas con la amenaza actual.
La decisión del gobierno del presidente Barack Obama consiguió un poco común respaldo público bipartidista.

A menudos los legisladores republicanos son críticos de las decisiones del presidente Barack Obama. Sin embargo esto no ocurrió en relación con el cierres de embajada actuales y una advertencia de viaje global.

El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el republicano Michael McCaul, habló sobre el tema en el programa de televisión de la cadena CBS “Face Nación”.

"Estamos en un estado de alerta alto", dijo McCaul. "Creo que la decisión del gobierno de cerrar las embajadas en realidad fue una decisión muy inteligente".

Según McCaul las acciones de Estados Unidos en anticipación a las amenazas pueden provocar que los terroristas tengan que volver a pensar en sus planes. "Cuando le hacemos saber (a los terroristas) que sabemos lo que sabemos, es claramente una advertencia y ante eso suelen retirarse”, señaló.

Al-Qaeda no se ha desvanecido

Por su parte, el también republicano Peter King, miembro de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que las acciones del gobierno deberían disipar cualquier noción de que la amenaza de al-Qaeda se ha desvanecido.

"Esta es una llamada de atención. Al-Qaeda es en muchos aspectos más fuerte de lo que era antes de 9-11 ", dijo King. "Ha mutado y se ha extendido y pueden intentar alcanzarnos desde diferentes direcciones. Y al-Qaeda en la Península Arábiga, es probablemente la más letal de todos los afiliados de Al Qaeda ".

El representante King hizo sus declaraciones en el programa de televisión “This Week” de ABC.

En el mismo programa se presentó el demócrata de mayor rango en el comité, el representante Dutch Ruppersberger, quien dijo que no se debe repetir el mortal ataque ocurrido el 11 de septiembre de 2012 contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia.

"Es lamentable lo que pasó con Bengasi, y tenemos que aprender de lo sucedido y asegurarnos de que nuestra prioridad será la de proteger a los estadounidenses", dijo Ruppersberger. "Así que tenemos que tomar todas las precauciones, y eso es lo que estamos haciendo en estos momentos".
XS
SM
MD
LG