Enlaces para accesibilidad

Republicanos responden a Obama


John Boehner dijo que ambos partidos políticos buscarán una salida que no afecte a los estadounidenses y que ayude a recuperar la confianza del país.

John Boehner dijo que ambos partidos políticos buscarán una salida que no afecte a los estadounidenses y que ayude a recuperar la confianza del país.

Un grupo de legisladores republicanos reiteraron su oposición al plan del presupuesto que Obama propone para este año fiscal.

Unas cuantas horas después de la propuesta del presidente de EE.UU. Barack Obama para reducir el déficit del país, un grupo de republicanos se mostró escéptico al plan del mandatario.

El presidente de la Cámara John Boehner, dijo que si los republicanos y demócratas resuelven sus diferencias y "hacen algo significativo" el aumento de los impuestos no será parte del proyecto.

Boehner dijo previamente que cualquier propuesta para aumentar los impuestos sería "inaceptable" y el primer tropiezo para las negociaciones del presupuesto.

Los republicanos tienen sus propias ideas para recortar el déficit y han presentado un plan para hacer mayores recortes al gasto federal. La Casa Blanca dice que el plan republicano afectaría directamente a la clase media del país.

Los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes, amenazaron con permitir al gobierno un nuevo préstamo federal sólo si Obama garantiza un importante recorte de gastos a largo plazo. Se prevé que el gobierno llegue a su límite de endeudamiento en cuestión de semanas.

El líder republicano del Senado Mitch McConnell dijo que la visión de su partido sobre recortes "significativos" es un camino aceptable para reducir el gasto, tanto a corto plazo como a largo plazo, y que es vista como creíble por los mercados, por los estadounidenses y otras naciones.

McConnell dijo además que las personas en todo el mundo están comenzando a preguntarse si los Estados Unidos está en declive, por lo que el esfuerzo del gobierno en las próximas semanas es "extremadamente importante" para restablecer la confianza como nación.

De no aprobarse un mayor límite a la deuda del país Estados Unidos podría dejar de abonar los pagos de intereses sobre los préstamos. Gran parte de la deuda está en manos de gobiernos extranjeros como China.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, advirtió en declaraciones previas que el impago de los préstamos tendría un "Armagedón" como impacto en la economía de EE.UU. que se está recuperando lentamente.

XS
SM
MD
LG