Enlaces para accesibilidad

Compromiso republicano


El legislador John Boehner, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, presentó el documento titulado "Compromiso con Estados Unidos".

El legislador John Boehner, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, presentó el documento titulado "Compromiso con Estados Unidos".

A dos años de haber perdido las elecciones presidenciales y haber cedido el control de las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, el ahora opositor Partido Republicano, está de regreso.

Alentados por sus perspectivas para las elecciones de medio período que se realizarán el próximo 2 de noviembre, los líderes republicanos, procuran en las últimas cinco semanas, consolidar el liderazgo en el voto popular.

La presentación de la plataforma electoral titulada “Compromiso con Estados Unidos” (Pledge to America), parece seguir la línea de la campaña de 1994 bajo la agenda titulada “Contrato con Estados Unidos”, y que en las primeras elecciones de medio término, tras la victoria de Bill Clinton, le permitió a los Republicanos ganar el control del Congreso.

Con el voto popular aparentemente a su favor, la oposición aspira a ganar las legislativas donde se renueva del 2 noviembre, donde se renueva un tercio del Senado y la totalidad de la Cámara de Representantes, además de varias gobernaciones estatales.

La plataforma del partido Republicano se basa en un documento de 21 páginas, donde surgen sobre todo tres temas económicos: la reducción de impuestos, el control del gasto y una menor participación del Gobierno en la economía.

Los temas parecen unir los reclamos de los conservadores moderados y el movimiento “Tea Party”, aunque también permitió al legislador John Boehner, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, hacer una breve autocrítica, reconociendo los “errores” cometidos en la última década de liderazgo Republicano, donde el gasto también se disparó.

En el Senado en tanto, el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, no ahorró críticas contra las políticas del presidente Obama entre las que enumeró “un presupuesto que aumenta enormemente la deuda nacional, un estímulo de $1.000 millones de dólares que no logró reducir el desempleo a los niveles que nos dijeron que lo haría, un proyecto de ley de salud que ya está llevando a costos más altos, y otros proyectos de ley que expanden el rol de Washington en las vidas de la gente”.

Los republicanos son minoría en ambas cámaras del Congreso, pero muchos analistas dicen que este año podrían ganar el control de una o las dos cámaras.

Respuesta Demócrata

Tras la presentación del documento parte de los Republicanos, la Casa Blanca y los Demócratas en el Congreso insistieron en calificar a la oposición como el partido del “no”, por su negativa a apoyar las iniciativas del oficialismo.

Incluso el representante demócrata por el estado de Maryland, Chris Van Hollen, dijo, respecto al documento, que “todo lo que hicieron los Republicanos en el Congreso fue reciclar las fracasadas políticas económicas del presidente (George) Bush, que colocó los intereses especiales y de los presidentes de las multinacionales por sobre las familias estadounidenses”.

El presidente de gira

Sin embargo, la principal respuesta del oficialismo proviene del propio presidente estadounidense, Barack Obama, empeñado en movilizar al Partido Demócrata para salvar el control de ambas cámaras.

El mandatario avanza en una nueva gira por el país, manteniendo reuniones en casas de familias y en las Universidades, procurando motivar a los jóvenes y a la clase media.

En un encendido discurso en la Universidad de Wisconsin, el presidente Obama pidió a los votantes universitarios que ayuden a la reelección de los demócratas en noviembre.

“No podemos ignorar esta elección, no podemos dejar que este país retroceda porque al resto de nosotros no le importó luchar. Lo que está en juego es mucho para nuestro país y para su futuro” afirmó Obama, al reafirmar su decidió de “salir y a luchar tan arduamente como pueda, y sé que ustedes también lo harán, para que continuemos avanzando”.

En un nuevo encuentro con vecinos, esta vez en la casa de la familia Clubb, en Des Moines, Iowa, ante unas 70 personas, y una vez más sin corbata, el presidente Obama respondió a las críticas sobre los gastos del gobierno, diciendo que “debemos tomar decisiones difíciles ahora, para volver a ser los primeros en innovación y capacidad de emprendimiento”.

El mandatario realizará al fin del día un nuevo encuentro con vecinos en Richmond, Virginia, antes de regresar a Washington, avanzando con su propuesta de reunirse directamente con los ciudadanos.

XS
SM
MD
LG