Enlaces para accesibilidad

Nuevo reloj atómico no se atrasa

  • Voz de América - Redacción

Físicos del NIST, en Colorado, con el nuevo reloj atómico NIST-F2.

Físicos del NIST, en Colorado, con el nuevo reloj atómico NIST-F2.

Sus creadores en el Instituto Nacional de Tecnología y Estándares de EE.UU. aseguran que es capaz de marcar el tiempo con absoluta precisión durante 300 millones de años.

Investigadores estadounidenses han presentado un nuevo reloj atómico que según ellos es tan preciso que no se adelantará ni retrasará un solo segundo en 300 millones de años.

El reloj, denominado NIST-F2 —nombre que responde a las siglas del Instituto Nacional de Tecnología y Estándares (NIST), en Colorado—marcará la hora civil regular del país, algo que desde 1999 ha hecho otro, el NIST-F1.

Ambos relojes emplean lo que los investigadores denominan una “fuente” de átomos de cesio que posibilita medir un segundo con precisión extrema.

Desde 1967, el segundo ha sido definido como la duración de 9.192.631.7700 oscilaciones de una radiación de microonda absorbida o emitida cuando un átomo de cesio salta entre dos estados energéticos particulares.

Aunque un segundo de adelanto o retraso en 300 millones de años no parezca importante en la vida diaria, muchas tecnologías como las telecomunicaciones, la navegación por satélite y hasta los mercados de valores sí dependen en gran medida de la medición exacta del tiempo.

Un buen ejemplo ha sido el desarrollo del llamado Sistema de Posicionamiento Global (GPS) que requiere de una sincronización en alto grado de los satélites para triangular una posición determinada.

De acuerdo con el NIST, este año ha recibido 8.000 millones de solicitudes automáticas para sincronizar relojes en computadoras vía su servicio en Internet. El instituto también actualiza regularmente el horario a unos 50 millones de relojes de pulsera y de otros tipos.
XS
SM
MD
LG