Enlaces para accesibilidad

Refugiados "caminaremos hasta Alemania"

  • Voz de América - Redacción

Las medidas de control de inmigración de la Unión Europea han resultado inútiles para contener la ola de refugiados.

Las medidas de control de inmigración de la Unión Europea han resultado inútiles para contener la ola de refugiados.

Centenares de migrantes gritando "Alemania, Alemania" marchan por la principal autopista de Budapest a Viena, otros se salieron de un tren lleno de refugiados detenido desde hace dos días por la policía.

Miles de migrantes en Hungria, muchos originarios de Siria, huyeron de un campamento para refugiados y abandonaron un tren detenido para iniciar la marcha a pie hasta Austria este viernes, ante el fracaso del gobierno derechista húngaro para encontar una solución a la crisis

Centenares de migrantes gritando "Alemania, Alemania" marchan por la principal autopista de Budapest a Viena, otros se salieron de un tren lleno de refugiados detenido desde hace dos días por la policía.

En el sur, migrantes derribaron barreras y se enfrentaron con policías antidisturbios en un campamento fronterizo cerca de Serbia, lleno más allá de su capacidad.

Miles huyen de la guerra en Siria y otros de países en conflicto en Asia, África y el Medio Oriente.

Hungría es el principal punto de entrada de los migrantes que llegan a la Unión Europea por tierra desde la Península Balcánica, casi todos en busca de países más ricos y más generosos en el norte y oeste de Europa, especialmente Alemania.

El gobierno del primer ministro húngaro Viktor Orban, uno de los más críticos de la ola migratoria, dice que está implementando las leyes de la Unión Europea obligando a los migrantes a registrarse en el primer país del bloque al que llegan.

Pero, el anuncio de Alemania de que permitirá a los refugiados sirios registrarse en su territorio no importa por donde ingresen a la UE, ha hecho que grandes números de refugiados traten de llegar a allá pasando por Hungría sin registrarse y abrumando los intentos húngaros por controlar la ola migratoria.

Hungría ha registrado en lo que va del año a 140.000 migrantes a través de su frontera con Serbia donde el gobierno húngaro está construyendo una pared de 3,5 metros para detener el ingreso de refugiados. Pero, un número no determnado de migrantes ha ingresado al país sin registrarse.

El Parlamento húngaro reforz;o sus medidas de inmigración este viernes aprobando la creación de zonas de tránsito en la frontera con Serbia donde los migrantes serán retenidos hasta que sus pedidos de asilo sean respondidos en ocho días, con muy pocas posibilidades de apelar esas decisiones.

Entretanto en Siria, un hombre cuya famiia murió al hundirse un pequeño bote de goma en el que intentaban llegar desde Turquia a Grecia enterró a su esposa y sus dos hijos pequeños en Khobani.

Las fotos del cuerpo sin vida del pequeño Abdullah Kurdi de 3 años a orillas de la playa estremecieron al mundo esta semana y llamaron la atención a los peligros que enfrentan los que huyen de la guerra y la pobreza .

"Él solo quería ir a Europa por sus niños" dijo Suleiman Kurdi, un tío del adolorido padre. "Ahora que están muertos, quiere quedarse en Khobani cerca de ellos".

XS
SM
MD
LG