Enlaces para accesibilidad

Pew: “Legalidad más importante que ciudadanía”

  • Voz de América - Redacción

Nuevo informe revela que los hispanos y asiáticos están más preocupados por conseguir permiso de trabajo y freno a las deportaciones para los indocumentados.

Nuevo informe revela que los hispanos y asiáticos están más preocupados por conseguir permiso de trabajo y freno a las deportaciones para los indocumentados.

Según una reciente encuesta del centro Pew los hispanos y los asiáticos están más preocupados por trabajar y vivir tranquilos sin temor a la deportación que tener un camino a la ciudadanía en EE.UU.

Con una reforma inmigratoria que no se aprobó, números récord en deportaciones y la incertidumbre si realmente será un tema de prioridad en el Congreso en 2014, los inmigrantes hispanos y asiáticos piensan que ahora es más importante poder vivir y trabajar sin miedo a ser deportados y separados de sus familias que tener un camino a la ciudadanía.

Esta es la conclusión de una reciente encuesta realizada por el centro Pew en la que un 55% de hispanos y 49% de asiáticos consideran que una orden para cancelar las deportaciones y la obtención de un permiso de trabajo son dos aspectos tangibles que beneficiarían realmente a los indocumentados.

Si bien la mayoría apoya una reforma del sistema de inmigración con un camino a la ciudadanía -89% de hispanos y 72% de asiáticos- la realidad es que no fue posible y que precisamente el tema del camino a la ciudadanía fue el punto de mayor discrepancia en la Cámara de Representantes liderada por los republicanos.

Cabe resaltar que la encuesta también remarca que solo el 44% de los hispanos que emigran a EE.UU. se naturalizan y entre los mexicanos el porcentaje es aún menor -36%- debido a muchos factores que van desde el costo del trámite hasta el temor por no hablar inglés.

Por otro lado los resultados del informe de Pew refuerzan los esfuerzos de legisladores demócratas y grupos pro inmigrantes que están presionando al presidente Barack Obama para haga uso de sus poderes ejecutivos y ordene un alto a las deportaciones o lo que sería una extensión del DACA o alivio que otorgó a los llamados “dreamers” o soñadores.

“Tenemos la esperanza de que con la disminución de la retórica sobre el Obamacare y el tema del presupuesto fuera del camino, a comienzos de 2014 será cuando pase una reforma de inmigración o por lo menos parte de ella.

Debemos continuar presionando por una reforma, pero dentro de lo que es políticamente posible y nuestra prioridad debe ser cortar las deportaciones. Al mismo tiempo los republicanos tienen que tener en cuenta al electorado, quien estará pendiente si presentan o no una propuesta que ofrezca un camino práctico para que los indocumentados estén dentro de la ley”, explicó en un comunicado la Coalición Nacional de Soñadores.
XS
SM
MD
LG