Enlaces para accesibilidad

Sin acuerdo para reducir déficit


El integrate de la comisión de déficit, el senador demócrata Kent Conrad, habla durante una de las reuniones.

El integrate de la comisión de déficit, el senador demócrata Kent Conrad, habla durante una de las reuniones.

La Casa Blanca apoya la iniciativa del líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid.

En las últimas semanas del año, la actividad en el Congreso de Estados Unidos es frenética.

Por más que se trate de un período llamado en inglés Lame Duck, algo así como 'el pato rengo', en referencia a que se considera que es un Congreso debilitado por el cambio de liderazgo decidido en las elecciones de medio término y que se hará efectivo en noviembre, en este caso, es un período donde se apresura el tratamiento de iniciativa y negociaciones.

Avances y retrasos marcan el ritmo.

Lea además: Demócratas y republicanos no ceden

Mientras por un lado continúan las negociaciones sobre recortes de impuestos y la extensión del beneficio por desempleo, una comisión del Congreso no apoyó un plan de austeridad para recortar el déficit elaborado por la comisión presupuestaria creada por el presidente Barack Obama. Lograron apenas 11 votos en 18, cuando necesitaban 14 para el Congreso tratara la propuesta en forma rápida.

El plan propone recortar $4 billones de dólares del presupuesto en la próxima década por medio de restricciones al seguro social y otros recortes y aumentos de impuestos.

La propuesta ha quedado instalada en el debate y el próximo año 2011 podría ser retomada, según reconocieron algunos legisladores.

Dream act

Mientras tanto, la Casa Blanca anunció que seguirá impulsando la aprobación de la ley conocida como Dream Act hasta fines del 2010, porque se prevé que en el año entrante, con una mayoría republicana en el Congreso, será bastante improbable que la iniciativa avance.

Lea además: Reid reclama extender beneficios

"Está claro que la dinámica será bastante más difícil en el próximo Congreso", indicó la directora de asuntos intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

El proyecto de ley conocido como Dream Act permitiría convertirse en ciudadanos a algunos jóvenes nacidos en el extranjero que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños menores de 16 años y viven y estudian en Estados Unidos desde hace cinco años.

De la conferencia para apoyar la iniciativa impulsada por el líder de la mayoría en el senado, Harry Reid, también participó el secretario de Comercio, Gary Locke.

La iniciativa no logró ser aprobada en septiembre pasado y está incluida en un paquete legislativo a ser tratado a fines de la segunda semana de diciembre, en las últimas sesiones del Congreso 2010.

XS
SM
MD
LG