Enlaces para accesibilidad

Recuperación del consumo es clave


El presidente Obama durante una visita a una fábrica en Menomonee Falls, Wisconsin, con el objetivo de destacar el impacto del plan del estimulo en el empleo.

El presidente Obama durante una visita a una fábrica en Menomonee Falls, Wisconsin, con el objetivo de destacar el impacto del plan del estimulo en el empleo.

En la marcha de la economía las cosas nunca son tan complicadas como parecen, ni tan fáciles como se pretende hacerlas ver.

Por eso el análisis de porque el empleo sigue débil en Estados Unidos, cuando las compañías están ganando millones de dólares, no tiene una respuesta simple, ni tampoco verdades únicas.

Así, mientras el gobierno de Estados Unidos habla de recuperación económica a distinta velocidad, donde la parte más lenta parece llevarla el empleo, la visión del sector privado es diferente.

Muchos ejecutivos, cabilderos y legisladores de la oposición acusan al gobierno por el aumento desmedido del gasto y reclaman reducciones de impuestos, tal como lo reveló un informe publicado por el diario “The Washington Post”.

Sin embargo, donde casi todos están de acuerdo es que al fin de cuentas, más parecen ser la debilidad del consumo y la propia confianza del consumidor, los factores más importantes para que la inversión no sea dirigida a mayor contratación de personal.

Y por ahora, la visión es que el nivel de consumo se mantendrá bajo aún por algunos años.

“Es una era completamente diferente” sostiene Daryl Dulaney, jefe ejecutivo de Industrias Siemenes, en referencia a la forma en que los consumidores harán frente al fin del boom del crédito que se vivió en los últimos veinte años.

Las cifras del gobierno

De acuerdo con un informe reciente, difundido por el gobierno estadounidense, las condiciones de trabajo variaron con fuerza en el mes de julio entre los distintos estados de la unión. Aquí es donde el gobierno pone el acento en la velocidad de recuperación de las distintas regiones del país.

De acuerdo con el informe del Departamento de Trabajo, la tasa de desempleo cayó en 18 estados y en el Distrito de Columbia -donde se encuentra la capital, Washington- entre junio a julio. Sin embargo el desempleo subió en otros 14 estados y en 18 se mantuvo estable.

Cuando la comparación se realiza respecto a julio del año anterior, se observa que la tasa de desempleo bajó en 27 estados y subió en 20.

El liderazgo respecto al abatimiento del desempleo lo mantiene Dakota del Norte, donde el sector de recursos naturales está en auge y el desempleo alcanza apenas a 3,6%.

Massachusetts, el estado de Nueva York y Minnesota completaron la serie de los cuatro estados con los mayores aumentos en la tasa de empleo.

En cambio Nevada sigue teniendo el desempleo más alto con 14,3%.

Un dato curioso lo ofrece Michigan, donde se encuentran las grandes automotrices estadounidenses, Ford, General Motors y Chrysler.

El estado tiene la segunda tasa de desempleo más alta, con 13,1% por ciento, pero registró en julio, respecto a junio del corriente año 2010, el mayor incremento de empleo, al crear 27.800 puestos de trabajo. El segundo lugar lo ocupó el Distrito de Columbia con 17.800 empleos creados, el máximo desde que comenzaron a llevarse registros en 1990.

"El mercado laboral del sector de fabricación en Michigan se estabilizó en lo que va del 2010. Las automotrices y sus proveedores minimizaron los despidos de julio, reflejando cronogramas de producción más eficientes y fuertes ventas de vehículos", dijo Rick Waclawek, director de la oficina de empleo del estado.

Otros datos menos alegres

De todas formas, pese a que el número de empleos creado aumentó en 37 estados y en la ciudad de Washington, el Departamento de Trabajo reportó al fin de la segunda semana de agosto un alza en las solicitudes semanales de subsidio por desempleo a un máximo en nueve meses.

Otro dato es que ante la dificultad de conseguir empleo, muchos han comenzado a usar el dinero de sus cuentas de jubilación, para emplearlas en el pago del diario vivir. Un 11% del total de quienes tienen cuentas de retiro han iniciado el trámite para usar sus fondos en los últimos 12 meses, contra un 9% que lo hizo el año 2009.

Además, ya existe un 22% del total de adheridos al sistema que están usando el dinero de su retiro.

“La actual situación de la economía ha obligado a muchos trabajadores a recurrir a sus cuentas de jubilación para pagar los gastos del diario vivir, poniendo en peligro su futura jubilación”, afirma James MacDonald, ejecutivo de Fidelity Investments.

El eslabón perdido

Pero como lo revela el informe elaborado por el diario “The Washington Post”, lo que está en la profundidad de la bamboleantes cifras del desempleo, con meses buenos y otros menos felices, es el consumo.

Al ser consultado respecto al efecto que un segundo paquete de estímulo de gobierno podría tener, el jefe ejecutivo de Illinois Tools Works, David Speer, dijo al diario capitalino que “podría ayudar a que las cosas vayan un poco mejor por un par de trimestres”.

La compañía que Speer lidera, dispone de 60 mil empleados en todo el mundo, en más de 800 unidades de negocios. y ventas por $14.000 millones de dólares.

Sin embargo al mirar la fotografía completa de la economía, Speer sostiene que en definitiva “el asunto central en todo esto es: como hacer para que los consumidores recuperen el ritmo de consumo. Necesitamos crecimiento de un modo sustentable, no otro parche”.

Por eso, mientras los niveles de endeudamiento de las familias siga siendo alto y no se vea cuando van a terminar de pagar los atrasos acumulados de los años del crédito barato, difícilmente la recomendación de los ejecutivos a sus compañías sea expandirse. Eso explica porque muchas de las inversiones, por ahora, están dirigidas a equipamiento.

Incluso, como el propio Speer sostiene, para las grandes compañías el problema actual no es el dinero que está fluyendo hacia sus cuentas en forma consistente. Es más, una baja en la tasa de interés que pueda aplicar la Reserva Federal (el Banco Central de Estados Unidos), no tendría más que un efecto de acumular más dinero en efectivo.

Por tanto, la pregunta “es que hago con él” dice Speer.

Mientras tanto, el eslabón perdido en la cadena de la actual situación de la economía, es el consumo y en particular el consumidor como tal, que sigue sin ser encontrado por las soluciones hasta ahora aplicadas.

XS
SM
MD
LG