Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: negociando la deuda

  • Voz de América - Redacción

Los republicanos se oponen a elevar el techo de la deuda sin reducir significativamente el déficit fiscal del país.

Los republicanos se oponen a elevar el techo de la deuda sin reducir significativamente el déficit fiscal del país.

El presidente Obama se vuelve a reunir con los líderes del Congreso después de que el viernes las conversaciones terminaron abruptamente.

A sólo 10 días de que el gobierno no pueda seguir haciendo frente a sus deudas por falta de fondos, el presidente Barack Obama y los líderes del Congreso se reunieron este sábado en un nuevo esfuerzo por hallarle solución a sus diferencias.

Tras la reunión de 49 minutos la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó el encuentro de “bueno” y dijo que el presidente les pidió ver qué acuerdo se podía alcanzar.

Pelosi dijo que los legisladores tienen que "aprovechar cada momento", en tanto que aún no se han dado por concluidas las discusiones sobre la reducción del déficit del presupuesto y el aumento del techo de la deuda, actualmente fijado en $14,3 billones de dólares.

Además de Pelosi, a la reunión convocada por Obama acudieron los líderes del Senado Harry Reid (de la mayoría demócrata), Mitch McConnell (de la minoría republicana), y el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Jophn Boehner, que el viernes anunció el fracaso de las negociaciones.

Boehner asistió a la cita aun cuando la víspera acusó a Obama del colapso de las conversaciones. “Es el presidente el que se apartó de su acuerdo y demandó más dinero a último minuto, y la única forma de obtenerlo es elevando los impuestos”, dijo el legislador.

Luego del fracaso del viernes, Obama dijo a los reporteros que el tiempo se agota “y ellos tendrán que explicarme cómo vamos a evitar declararnos en mora”.

El senador McConnell declaró que los líderes legislativos, demócratas y republicanos por igual, están “comprometidos a trabajar en una nueva ley” que evite el incumplimiento de pagos y “reduzca los gastos de Washington”.

Según Boehner, el colapso de las discusiones hasta ahora se ha debido mayormente a que los republicanos han rechazado cualquier aumento de impuestos propuesto por el presidente.

Los republicanos se oponen a elevar el techo de la deuda sin una reducción significativa del déficit fiscal del país, lo que pretenden lograr sólo mediante cortes presupuestarios, en tanto que los demócratas insisten en subir los impuestos, algo que los republicanos rechazan.

Boehner y sus correligionarios han dicho que aceptarían un incremento en el tope de la deuda por seis meses, mientras se llega a un acuerdo sobre el déficit. Pero Obama reiteró este sábado que desea que cualquier acuerdo dure hasta después de las elecciones de noviembre de 2012.

Un declaración difundida por la Casa Blanca luego de la reunión precisó que los líderes del Congreso accedieron a regresar al Capitolio a conversar con los legisladores de sus respectivos partidos para discutir posibles opciones,

Se espera que el presidente y los congresistas sigan trabajando durante todo el fin de semana a fin de evitar que el país se declare incapaz de poder pagar sus obligaciones el próximo 2 de agosto.

XS
SM
MD
LG