Enlaces para accesibilidad

Empate que sabe a victoria


José Mourinho prefirió no decir palabra alguna en la conferencia de prensa previa al primero de cuatro encuentros contra el Barcelona.

José Mourinho prefirió no decir palabra alguna en la conferencia de prensa previa al primero de cuatro encuentros contra el Barcelona.

El equipo blanco logró un importante empate anímico en el Santiago Bernabéu, en un partido que no tuvo el carisma de un clásico.

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, aseguró que acabó con 'buenas sensaciones' tras el empate 1-1 con el Real Madrid en el clásico liguero, pese a que volvió a arremeter contra el arbitraje por la expulsión de su defensa Raúl Albiol.

'Son buenas sensaciones, me quedo con buenas sensaciones, en la primera parte tuvimos sensación de equipo compacto, después tuvimos fuerza psicológica y luchamos y por eso nos vamos con buenas sensaciones', afirmó Mourinho antes de volver arremeter contra el arbitraje por la expulsión de Albiol en el penalti que supuso el gol del Barcelona.

'Ha sido un partido muy equilibrado con once contra once, un primer tiempo de equipos que se respetan, que saben que el rival es fuerte, sin grandes oportunidades de gol, y después como pasa muchas veces, once contra diez es práctimenta misión imposible, imposible contra un equipo con la posesión del balón', insistió 'Mou'.

'Jugamos muy bien con diez, porque ya estábamos preparados para jugar con diez', dijo, irónico, Mourinho, antes de agregar que 'intenté que el equipo bajara sus líneas, jugara un poco más directo, la entrada de Adebayor era la salida que necesitábamos'.

Mourinho, que se negó a contestar a algunos periodistas de medios que la víspera decidieron marcharse de una rueda de prensa en protesta por la negativa del técnico luso a hablar y dejar la responsabilidad a su segundo, Aitor Karanka, se refirió también a la próxima final de la Copa del Rey entre ambos equipos el miércoles.

'Vamos tranquilos', afirmó, antes de añadir que 'es un partido único, es un partido que encierra más tensión que un partido de campeonato o de Champions, y obviamente vamos a intentar ganar'.

En busca de Paul

Un zoológico español intenta hallar a su propio sucesor al famoso Pulpo Paul, cuyas acertadas predicciones fueron una de las sensaciones de la Copa del Mundo del año pasado.

Dos pulpos del acuario Sea Life en Benalmadena, España, fueron elegidos para predecir el resultado del clásico del fútbol español entre el Barcelona y el Real Madrid.

Iniesta _un pulpo nombrado en honor del volante del Barcelona, Andrés Iniesta_ eligió al Madrid como ganador del partido. El pequeño molusco del Mediterráneo sacó una sardina de un tubo de plástico transparente que tenía el escudo del Madrid.

Iker _un pulpo del Océano Pacífico que lleva el nombre del portero del Madrid, Iker Casillas_ no se comió ninguna de las sardinas, por lo que su predicción fue interpretada como un empate.

XS
SM
MD
LG