Enlaces para accesibilidad

Nuevos beneficios para artistas y promotores de EE.UU. en Cuba

  • Voz de América - Redacción

La cantante puertorriqueña Olga Tañón ofreció en diciembre un concierto gratuito para miles de cubanos en La Habana. Decenas de cubanos observaron la presentación desde los balcones de sus departamentos junto a la Embajada de EE.UU. en la capital cubana.

La cantante puertorriqueña Olga Tañón ofreció en diciembre un concierto gratuito para miles de cubanos en La Habana. Decenas de cubanos observaron la presentación desde los balcones de sus departamentos junto a la Embajada de EE.UU. en la capital cubana.

Estadounidenses podrán beneficiarse de eventos musicales producidos en la isla.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas regulaciones que permitirán a los estadounidenses beneficiarse económicamente de eventos musicales que produzcan en Cuba.

Antes de la apertura diplomática con el gobierno de La Habana, bajo el embargo estadounidense, los estadounidenses podían actuar en la isla, pero solo si las ganancias de sus conciertos eran donadas a una organización no-gubernamental independiente en Cuba, o una organización caritativa de Estados Unidos.

Los artistas además debían realizar talleres y clínicas para los cubanos durante el tiempo que permanecieran en la isla.

La revista Billboard confirmó con el Departamento del Tesoro, que bajo las nuevas regulaciones, un organizador puede mantener las ganancias de eventos musicales, una vez pagados los costos de producción y logísticos.

Las regulaciones de EE.UU. todavía exigen a los promotores de conciertos y otros eventos culturales asegurar que el público cubano tenga acceso a la actividad, sea gratis o a un precio en pesos cubanos, que los ciudadanos cubanos puedan pagar.

Los organizadores pueden cobrar a los extranjeros un mayor precio en dólares, sea por medio de venta de boletos o incorporando la entrada en paquetes de viaje para giras de educación que incluyan el concierto.

El turismo sigue prohibido bajo el embargo. Los cambios son parte de un grupo de regulaciones anunciadas el 26 de enero, las que también permiten a los artistas estadounidenses viajar a Cuba más libremente, eliminando la necesidad de solicitar un permiso especial individual para actuar en la isla.

Las nuevas regulaciones permiten además mantener las ganancias en casos de eventos deportivos y facilitan la filmación de películas y programas de televisión para las empresas estadounidenses.

XS
SM
MD
LG