Enlaces para accesibilidad

Presupuesto: sin acuerdo aún


El presidente Obama consideró inexcusable que los representantes demócratas y republicanos no alcancen un acuerdo sobre el presupuesto.

El presidente Obama consideró inexcusable que los representantes demócratas y republicanos no alcancen un acuerdo sobre el presupuesto.

Si no se llega a un acuerdo sobre el presupuesto para el viernes 8 de abril de 2011, el gobierno cerraría operaciones no esenciales.

Se espera que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, convoque nuevamente a los líderes del Congreso a la Casa Blanca este miércoles 6 de abril de 2011, para un segundo día de conversaciones para tratar de lograr un acuerdo sobre el presupuesto fiscal de 2011.

El mandatario y el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, junto con el líder demócrata de la mayoría en el Senado, Harry Reid, se reunieron el martes durante 90 minutos, luego de lo cual, el presidente Obama dijo a periodistas que para republicanos y demócratas "sería inexcusable que no podamos llegar a un acuerdo sobre este asunto del año pasado".

El mandatario dijo que no lograr un acuerdo sobre sus demandas presupuestarias no sería aceptable, "tengan en cuenta que estamos negociando un presupuesto que debió haber sido aprobado hace tres meses, que pudo haber sido acordado hace dos meses, o incluso hace un mes" y dijo que no se podía simplemente desistir "cuando estamos tan cerca, solo por causa de la política".

Por su parte, Boehner solo dijo que las conversaciones continúan, "hemos dejado claro que estamos luchando por el mayor recorte de gastos posible. Hablamos de verdaderas reducciones, no más recortes insignificantes, no intentos por disfrazar el problema. También dejamos claro que nunca hubo un acuerdo por "$33 mil millones de dólares" agregó Boehner, "vamos a continuar luchando, y repito, por el mayor recorte de gastos posible.

Si no se llega a un acuerdo sobre el presupuesto para el viernes 8 de abril de 2011, el gobierno cerraría operaciones no esenciales, lo que afectaría los servicios para millones de estadounidenses.

Luego del encuentro en la Casa Blanca, Boehner y Reid se reunieron nuevamente en privado, en el Capitolio, tratando de formular un plan que pudiera lograr suficientes votos para ser aprobado por el Congreso.

XS
SM
MD
LG