Enlaces para accesibilidad

El senado aprueba y envía a Obama presupuesto por dos años

  • Voz de América - Redacción

El líder demócrata Harry Reid habla con los periodistas sobre el presupuesto.

El líder demócrata Harry Reid habla con los periodistas sobre el presupuesto.

El nuevo presupuesto cancela decenas de miles de millones de dólares en recortes automáticos que fueron impuestos sobre los militares y los programas domésticos en 2013.

El senado de Estados Unidos aprobó la madrugada de este viernes una legislación que evitará las recurrentes batallas presupuestarias de Washington al menos durante los próximos dos años.

La legislación ahora pasa al escritorio del presidente Barack Obama quien deberá firmarla y convertirla en ley.

El senado aprobó el proyecto por 64 votos a favor y 35 en contra poco después de las 2:30 a.m.

La ley establece los niveles de gasto gubernamental para los próximos dos años y aumenta el límite de la deuda hasta para principios de 2017, evitando la amenaza de cierres federales parciales o las potencialmente costosas situaciones de impago durante lo que resta de la presidencia de Obama.

La Cámara de Representantes aprobó la medida el miércoles, superando la oposición más conservadora dentro de la bancada republicana que durante años mantuvo una completa oposición a las medidas fiscales propuestas por los demócratas.

Esos mismos conservadores denunciaron el acuerdo como irresponsable fiscalmente y como una rendición ante los demócratas.

“Este acuerdo no es perfecto”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, quien tomó parte en las negociaciones entre los líderes del Congreso y la Casa Blanca para conseguir el acuerdo.

A pesar de sus fallas, McConnell dijo que la ley “rechaza el aumento de impuestos, asegura ahorros a largo plazo a través de algunas reformas y provee un presupuesto mayor a nuestros militares”.

“Cada uno de estos temas fue una meta para el Partido Republicano cuando entramos en esta negociación”.

El líder demócrata, Harry Reid, concordó en que la ley no es la ideal, pero subrayó que logra dos de las prioridades que los demócratas apoyan.

“Número uno, promueve el crecimiento económico al superar los dañinos recortes presupuestarios provocados por [el así llamado] secuestro de fondos, durante dos años. Y también asegura que invertiremos en la clase media y en el Pentágono”, dijo.

El nuevo presupuesto cancela decenas de miles de millones de dólares en recortes automáticos que fueron impuestos sobre los militares y los programas domésticos en 2013. En general, el gasto federal aumentará en $80 mil millones de dólares por encima de los niveles de secuestro en los próximos dos años.

XS
SM
MD
LG