Enlaces para accesibilidad

Presupuesto: acuerdo aún no llega


El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid y el presidente del Congreso, el republicano, John Boehner, abandonan la Casa Blanca en la noche del miércoles.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid y el presidente del Congreso, el republicano, John Boehner, abandonan la Casa Blanca en la noche del miércoles.

Los legisladores prometieron trabajjar toda la noche por un acuerdo y Boehner reiteró que nadie quiere un cierre del gobierno.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, expresó este jueves 7 de marzod e 2011, que parece que el gobierno se encamina hacia un cierre temporal.

Según el senador oficialista, la perspectiva se genera desde el momento en que el presidente Barack Obama y los dirigentes del Congreso, dominados por la mayoría del opositor Partido Republicano, permanecen en desacuerdo en relación a la disputa presupuestaria.

Reid dijo que ya no era tan optimista como la noche anterior, después de reunirse con el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el presidente Obama.

Conservaciones continúan

Por su parte el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, del opositor Partido Republicano, dijo que continúan las conversaciones con el fin de lograr un compromiso en relación al plan de gastos hasta el final del año fiscal del gobierno en septiembre.

Sin embargo, agregó que aún no se ha logrado ningún acuerdo respecto a la magnitud de las reducciones ni con respecto a declaraciones políticas que los republicanos favorecen acerca del derecho al aborto y asuntos ambientales.

El representante Boehner ha estado presionando por una nueva medida de fondos temporales por otra semana.

Reunión en la Casa Blanca

Tras una tensa reunión en la Casa Blanca, en la noche del miércoles 6 de abril de 20011, el presidente Barack Obama y líderes del Congreso dijeron que han reducido las diferencias sobre el presupuesto y la discusión sobre los gastos, que amenazan con un cierre parcial del gobierno federal estadounidense.

A la reunión asistieron el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, y el vicepresidente Joe Biden.

El encuentro tuvo lugar después que el presidente Barack Obama regresara de un viaje a Pennsylvania y Nueva York.

Si no se logra un acuerdo sobre reducción de gastos en el actual año fiscal entre la Cámara de Representantes, controlada por el opositor Partido Republicano, y el Senado, dominado por el oficialista Partido Demócrata del presidente Obama, podría haber un cierre parcial del gobierno federal para el viernes 8 de abril de 2011 a la media noche.

En tal caso, unos 800.000 empleados federales entrarían en licencia sin pago. El pago para el personal militar podría ser suspendido temporalmente, los museos y parques nacionales cerrarían y Washington, D.C. tendría que cancelar el desfile anual de los cerezos en flor previsto para el sábado y muchas otras operaciones de la ciudad que reciben fondos del Congreso.

Diálogo productivo

Tras el encuentro, el presidente Obama se acercó a la sala de prensa de la Casa Blanca, para explicar el resultado de la reunión. El mandatario dijo que el diálogo fue productivo, franco, constructivo y que seguía confiado en lograr un acuerdo.

Según Obama, “en un momento en que la economía está aún saliendo de una extraordinariamente profunda recesión, sería inexcusable, dada las relativamente escasas diferencias en cuanto a números, entre los dos partidos, que no podamos llegar a un acuerdo”.

Legisladores negocian

El senador Reid, por su parte, dijo a los periodistas que las conversaciones achicaron la brecha significativamente, pero su comentario dejó claro que aún hay un camino por recorrer, al señalar que "tengo confianza en que podemos lograr un acuerdo. No lo hemos logrado aún, pero tenemos esperanzas”.

También el presidente del Congreso, el republicano John Boehner realizó un comentario similar tras la reunión. “Tuvimos una conversación productiva esta noche. Tenemos algunas diferencias claras, pero pienso que logramos algún progreso”.

Reid y Boehner dijeron que trabajarían durante la noche y el líder republicano reiteró que nadie quiere un cierre del gobierno.

XS
SM
MD
LG