Enlaces para accesibilidad

Preocupación por destino de marino

  • Pablo Ramos - Santiago de Chile

Desde el 12 de enero se encuentra en poder de piratas somalíes el chileno-danés, Eddy López.

El marino mercante fue capturado por piratas somalíes el 12 de enero pasado, luego que abordaran el barco “Leopard”, en el Golfo de Adén, en el que navegaba López.

El Gobierno de Dinamarca ha intentado conseguir la liberación, sin embargo, dicho intentos aún no dan frutos.

Este caso se produce cuando, en la actualidad, hay más de 800 marineros secuestrados por piratas somalíes, que ya ejecutaron a dos hombres el mes pasado.

En Chile, el Gobierno manifestó que se encuentra alerta a los nuevos antecedentes que surjan respecto de este caso y ofreció su colaboración a la familia.

En tanto, el encargado de la Federación Internacional de Trabajadores para este país, Juan Luis Villalón, organización que reúne en el mundo a más de 4,6 millones de trabajadores del transporte, aseguró que hay inquietud por este caso.

Además, dijo respecto de los piratas del Golfo de Adén, que aumentó su área de operaciones y la peligrosidad con la que operan.

Juan Luis Villalón no descartó que los puertos chilenos puedan ser objeto de ataques de grupos desconocidos, teniendo en cuenta que ya han ocurrido, por ejemplo, en las costas de Perú.

Y explicó que, a raíz de este caso, esa organización acudirá al Gobierno chileno, “para instalarlo a tener una participación activa en temas de piratería ante la Organización Marítima Internacional.

Incluso, dijo que esperaba que se actúe de forma tripartita entre armadores, trabajadores y Gobierno, para buscar soluciones a este problema.

Cabe señalar que hace unos meses, la ITF realizó una campaña de firmas en todo el mundo, en la que se recolectó un millón de rúbricas, las que fueron llevadas hasta la OMI para presionar "la creación de políticas claras que ayuden a evitar estos hechos".

EE.UU. acusa a piratas detenidos

Un jurado investigador federal formuló cargos contra 13 presuntos piratas de Somalia y uno de Yemen por el secuestro en febrero de un yate, en el que murieron cuatro estadounidenses, informó el jueves el Departamento de Justicia.

El vocero del departamento Peter Carr dijo que los hombres enfrentan cargos de piratería, secuestro y armas de fuego.

Los acusados van a hacer una comparecencia inicial en la corte el jueves en Norfolk, que el año pasado fue escenario del primer juicio exitoso por piratería en casi 200 años.

Los dueños del yate Quest, Jean y Scott Adam, junto con sus amigos Bob Riggle y Phyllis Macay, fueron muertos a balazos luego que los piratas les tomaron como rehenes a centenares de kilómetros de Omán.

XS
SM
MD
LG