Enlaces para accesibilidad

Preocupación por Corea del Norte


En Seúl, el secretario de Defensa, Robert Gates y el ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin.

En Seúl, el secretario de Defensa, Robert Gates y el ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin.

Militares estadounidenses continúan preocupados sobre la creciente capacidad de misiles de Corea del Norte.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo que las conversaciones de seis naciones sobre el programa nuclear de Corea del Norte pueden reanudarse una vez que este país ponga fin a sus acciones provocativas y cumpla con sus pasados acuerdos.

Gates hizo la afirmación en Seúl, a donde llegó para conversar con el ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, sobre las actuales tensiones en la península coreana.

“Si las acciones de Corea del Norte muestran una causa para creer que las negociaciones pueden ser productivas y realizadas de buena fe, entonces podríamos ver un retorno a las conversaciones multilaterales. Pero el liderazgo de Corea del Norte debe detener estas peligrosas provocaciones y tomar medidas concretas para mostrar que comenzarán a cumplir con sus obligaciones internacionales”, declaró Gates.

El secretario de Defensa estadounidense, quien también sostuvo conversaciones con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, durante su visita, dijo que la diplomacia podría comenzar con conversaciones directas entre las dos Coreas.

La preocupación sobre Corea del Norte también creció aparente cuando el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, habló en Washington.

Mullen repitió reiteradamente palabras como “peligro” y “peligroso” cuando respondió a preguntas sobre la creciente capacidad de misiles de Corea del Norte y el alcance que podrían tener más allá de sus costas.

“Las potenciales provocaciones podrían transformarse en más catastróficas. Y ese ha sido un importante punto de atención cuando consideramos involucrar al liderazgo en China y otros para que digan que esto es algo que realmente tenemos que encontrar una forma de disuadir en el futuro”, dijo el jefe del Estado Mayor Conjunto.

Mullen agregó que además de la presión de China, debe haber una presión coordinada sobre Corea del Norte por parte de Corea del Sur, Japón y Rusia.

Por otra parte, un alto comandante militar estadounidense dijo que Estados Unidos y sus aliados tienen la capacidad para destruir los sitios de misiles de Corea del Norte.

El general Walter Sharp, comandante de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur, dijo a la televisión pública que Washington y sus aliados tienen que estar preparados para disuadir un ataque norcoreano.

Sin embargo, agregó que si la disuasión no funciona, la alianza debe estar preparada para responder e indicó que eso incluye no permitir que Corea del Norte dispare misiles.

Corea del Norte ya ha probado tres misiles balísticos intercontinentales que podrían ser equipados con un arma nuclear.

XS
SM
MD
LG