Enlaces para accesibilidad

Universidad de Columbia premia al periodismo venezolano


En la imagen, Tamoa Calzadilla y Laura Weffer (Cortesía Twitter)

En la imagen, Tamoa Calzadilla y Laura Weffer (Cortesía Twitter)

Tamoa Calzadilla y Laura Weffer reciben premio María Moors Cabot, a la excelencia en el desempeño de la profesión en América Latina y el Caribe.

Tamoa Calzadilla y Laura Weffer fueron reconocidas con el premio María Moors Cabot a la excelencia en el desempeño de la profesión en América Latina y el Caribe, entregado por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos.

El decano de la Facultad de Posgrado de Periodismo de la Universidad de Columbia, Steve Coll, reconoció a Calzadilla y Weffer por su "sobresaliente periodismo independiente y apartidista en medio de la extrema polarización en Venezuela".

Tamoa Calzadilla fue jefa de Investigación de la Cadena Capriles hasta julio pasado.

Junto a Laura Weffer, contribuyó en la investigación que evidenció la participación de funcionarios policiales durante la manifestación del 12 de febrero en la que fueron asesinadas dos personas.

Renunció tras denunciar hechos de censura dentro del periódico Últimas Noticias, una de las publicaciones del grupo editorial.

“El premio llega para que el mundo ponga ojos en Venezuela sobre la difícil situación política para los medios de comunicación en Venezuela” dijo.

“No es lo mismo hacer periodismo en situaciones normales que adversas, donde no hay acceso a las fuentes y hay oscurantismo en materia de libertad de expresión” apuntó Calzadilla.

Posterior a su renuncia, el 19 de julio desconocidos entraron a su casa por una ventana y robaron su computadora personal donde tenía todas sus investigaciones periodísticas.

“No supe quien lo hizo y eso fue lo único que se llevaron”, dijo Calzadilla a la Voz de América.

En Venezuela desde 2013 se registra la venta de medios de comunicación impresos y radioemisoras.

En las negociaciones se desconoce a ciencia cierta quiénes son los nuevos dueños.

“El galardón es oportuno para que el mundo sepa que hay periodistas que no se van con los medios como un pescado dentro de una nevera”, dijo Calzadilla.

La periodista calificó a estas transacciones como la “censura del siglo XXI, porque la compra de medios va escalando una posición que favorece al gobierno que busca propaganda política través de los medios libres que va comprando y procesos penales contra editores de medios”, concluyó.

XS
SM
MD
LG