Enlaces para accesibilidad

El costo de mantener a los ex presidentes

  • Voz de América - Redacción

Entre George W. Bush y el presidente Bill Clinton, el estado de EE.UU. gastó más de $2 millones de dólares en 2012.

Entre George W. Bush y el presidente Bill Clinton, el estado de EE.UU. gastó más de $2 millones de dólares en 2012.

Los costos en los que el Estado estadounidense debe invertir durante el mandato de un presidente no terminan con el fin de su período.

Mantener a los inquilinos de la Casa Blanca representa varios millones de dólares para el Estado, pero los costos no se detienen una vez que dejan terminan su trabajo público.

El gobierno federal de Estados Unidos gastó casi $3,7 millones de dólares durante 2012 en sus ex presidentes, según indicó el Servicio de Investigación del Congreso, un organismo no partidista.

Dentro de los gastos se encuentra una pensión de $200.000 dólares, remuneraciones y prestaciones a personal de oficina, y otros costos como viajes, espacio de oficinas y timbres postales.

El ex presidente más caro hasta la fecha es George W. Bush, que sumó poco más de $1,3 millones de dólares en gastos. Los estadounidenses con sus impuestos le pagaron al ex mandatario Bush $400.000 dólares para el pago de 743 metros cuadrados (8.000 pies cuadrados) de oficinas y $85.000 dólares en facturas telefónicas.

George H.W. Bush, también ex mandatario y padre de George W. Bush, está tercero en la lista en gastos de ex mandatarios con casi $850.000 dólares.

El segundo puesto es para Bill Clinton quien gastó en 2012 un poco menos de un millón de dólares. Los costos de Jimmy Carter, el otro ex presidente aún con vida, sumaron alrededor de $500.000 dólares.
XS
SM
MD
LG