Enlaces para accesibilidad

España 2 - Honduras 0


Villa fue el goleador de la noche con dos anotaciones, pero falló un penal ante Honduras que despierta las alarmas en España.

Villa fue el goleador de la noche con dos anotaciones, pero falló un penal ante Honduras que despierta las alarmas en España.

España tuvo la posesión de la pelota, creó las mejores oportunidades y a pesar de haber ganado, sigue dejando una pobre imagen.

España es, su puestamente, uno de los favoritos para coronarse campeón en Sudáfrica.

Se ha hablado mucho de la que es la campeona de Europa: que llegan con una generación de oro; Que nunca antes España había ilusionado tanto; Que es un equipo contundente y que llegó invicta al Mundial.

Pero nada de eso se ha visto en dos partidos en que la “furia” de la roja, sigue sin aparecer.

Ante Honduras dominaron todo el partido. Estuvieron siempre lanzados al ataque y marearon a todos con el clásico “tiquiti tiqui” que a veces desespera. Pero nunca nadie se animaba a pegarle a la pelota.

El gol le sigue costando a la roja.

Incluso a David Villa que fue quien le dio los dos goles a España, el primero una linda jugada individual, arrastró a sus marcas, abrió el espacio y lanzó un disparo cruzado que Valladares alcanzó a desviar, pero no lo suficiente para evitar la primera caída de su meta.

Honduras simplemente esperaba el error de la zaga rival para, en contragolpe, igualar las cosas. Estuvo cerca de lograrlo una vez, pero las oportunidades no volvieron a llegar.

El “niño” Torres pudo sentenciar en tres claras ocasiones durante el primer tiempo, pero la pólvora de Torres está tan mojada que gotea.

La segunda mitad llegó y las opciones para España se acumulaban por montones, pero la ineficacia para anotar seguía pesándoles.

De nuevo Villa en el minuto 51 sorteó un disparo que con gran fortuna se desvió en jugador hondureño y descolocó a Valladares para marcar el 2-0.

España tuvo muchas otras oportunidades claras de gol, incluyendo un penal que falló Villa en el 62, pero ninguno pudo sentenciar.

La “furia roja” ganó, sumó tres importantes puntos pero es difícil creer que este equipo jugando de la manera que lo hizo hoy, podrá llegar a la final de este Mundial.

Chile 1 - Suiza 0

Fiel a su estilo, la selección chilena buscó siempre la meta contraria y finalmente encontró su premio.

Suiza, que se quedó con un jugador menos desde los primeros 30 minutos de partido, se escondió en el fondo en busca del contragolpe que en ocasiones por poco logra concretar.

El “chupete” Suazo entró desde el primer tiempo al partido, aunque no fue relevante para la victoria de su equipo, en un partido que tuvo muchas interrupciones, algunas de ellas debido a un árbitro muy exigente que sacó nueve tarjetas amarillas y una roja durante los noventa minutos de juego.

Los europeos siempre fueron un equipo ordenado, defensivo y veloz a la contra, aunque el gol nunca les llegó.

Los chilenos tampoco podían celebrar a pesar de tener las jugadas más claras del encuentro.

Al minuto 75 los helvéticos que ya parecían satisfechos con un punto, sufrieron una desconcentración en la defensa que Paredes supo aprovechar para mandar un centro sin ángulo que cabeceó Mark González para darle la victoria a su equipo.

Suiza pudo igualar el marcador con Derkyok en el minuto 90, pero su remate salió desviado y los chilenos celebraron su segunda victoria en Sudáfrica y ya acarician los octavos.

Portugal 7 - Corea del Norte 0

Cristiano Ronaldo regresó al gol con su selección, luego de 16 meses de no hacerlo, y fue líder de su equipo en una fiesta que se extendió al terreno de juego.

Raúl Meireles abrió el marcador con un derechazo cruzado, y marcaba el inicio de la primera goleada en este Mundial de Sudáfrica.

El primer tiempo terminó a favor de Portugal por la mínima, pero Corea del Norte parecía ser un equipo que podría encontrar reacción en sus jugadores.

Ambos equipos necesitaban con urgencia los tres puntos, pero uno solo lo lograría.

Corea del Norte intentó reaccionar en el segundo tiempo, y fue aquí cuando la fiesta inició.

Siamo Sabrosa puso el 2-0 en el minutos 59 y luego llegó una lluvia de goles que aumentaron Hugo Almeida (56), Tiago (60, 89), Liedson (81) y por fin su capitán Cristiano Ronaldo (87).

Mérito a los coreanos que aún así intentaron conseguir el gol de la vergüenza, pero éste nunca llegó y se fueron humillados frente a su público que no podía creer lo que ocurría dentro del terreno de juego.

Portugal necesitará apenas un empate contra Brasil para sellar su boleto a octavos, aunque con los siete tantos en la diferencia de goles, pasaría incluso siendo derrotado por Brasil, ya que Costa de Marfil tendría que conseguir una goleada ante Corea del Norte.

XS
SM
MD
LG