Enlaces para accesibilidad

"Nunca dije que este viaje iba a ser fácil"

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama abraza a su esposa Michelle a la que agradeció por su discurso del martes.

El presidente Barack Obama abraza a su esposa Michelle a la que agradeció por su discurso del martes.

Un Barack Obama más realista que hace cuatro años pidió paciencia a los estadounidenses para reconstruir la economía del país.

Un Barack Obama más realista que hace cuatro años pidió paciencia a los estadounidenses para reconstruir una economía débil y rechazó contundentemente las propuestas del candidato republicano, Mitt Romney.

De su discurso de aceptación de la candidatura demócrata el jueves, en el que pidió cuatro años más en el cargo, rescatamos algunos de los pasajes más interesantes:


Michelle, te amo. La otra noche creo que el país entero vio la suerte que tengo”.

La primera vez que me dirigí a esta convención en 2004 era un hombre más joven; un candidato al Senado por Illinois que hablaba de esperanza –no optimismo ciego o sueños irrealizables… ocho año después, esa esperanza ha sido puesta a prueba –por el costo de la guerra, por una de las peores crisis económicas en la historia, y por el estancamiento político que nos ha dejado preguntándonos si todavía es posible afrontar los retos de nuestros tiempos”.

Nuestros amigos en la convención republicana estaban felices de poder hablar de todo lo que está mal en Estados Unidos, pero no tenían mucho qué decir sobre cómo arreglarlo… y eso es porque todo lo que ofrecen es la misma receta que han tenido los últimos 30 años: ‘¿Hay excedentes? Intentemos reducir impuestos. ¿El déficit es muy alto? Prueben con otro. ¿Sienten que les viene una gripe? Tomen dos reducciones de impuesto, quitemos algunas regulaciones y ¡llámenos por la mañana!’ “.

Me eligieron para que les dijera la verdad. Y la verdad es que nos tomará más que un par de años para resolver los retos que se han acumulado durante décadas. Va a requerir esfuerzo en común, responsabilidad compartida, y el tipo de novedosa y persistente experimentación que Franklin Roosevelt intentó durante la única otra crisis peor que la actual”.

En un mundo con nuevas amenazas y nuevos retos, pueden elegir al liderazgo que ya ha sido puesto a prueba. Hace cuatro años les prometí que terminaría la guerra en Irak. Lo hicimos. Les prometí reenfocarnos en los terroristas que nos atacaron en el 9/11. Lo hemos hecho. Paramos el impulso que llevaba el Talibán en Afganistán, y en 2014, nuestra guerra más larga se habrá terminado. Una nueva torre se eleva en el horizonte de Nueva York, al Qaeda está camino a la derrota y Osama bin Laden está muerto”.

No se llama a Rusia nuestro enemigo número uno –en lugar de al Qaeda— a menos que estés atrapado en la era de la Guerra Fría. Probablemente no estás listo para hacer diplomacia con Beijing si no puedes visitar los Olímpicos sin insultar a nuestro aliada más cercano.”

No queremos regalos para la gente que se rehúsa a ayudarse a sí mismo, ni queremos rescatar a los bancos que rompen las reglas. No creemos que el gobierno pueda resolver todos nuestros problemas, pero tampoco creemos que el gobierno es la fuente de todos nuestros problemas –no más que los beneficiarios de programas sociales, o corporaciones, o sindicatos, o inmigrantes, o gays, o cualquier otro grupo que se nos dice que culpemos de nuestros problemas”.

Como ciudadanos, entendemos que Estados Unidos no es sobre lo que se puede hacer para nosotros. Se trata de lo que por nosotros se puede hacer”.

Los tiempos han cambiado y yo también. Ya no soy solo un candidato. Soy el Presidente”.

Pero parado aquí esta noche, nunca he tenido más esperanza en Estados Unidos. No porque piense que tengo todas las respuestas. No porque sea ingenuo sobre la magnitud de nuestros retos. Tengo esperanza por ustedes”.

Estados Unidos, nunca dije que este viaje iba a ser fácil y no lo diré ahora. Sí, nuestro camino es más difícil –pero nos lleva a un lugar mejor. Sí, el camino es más largo –pero lo recorreremos juntos. No nos devolvemos. No dejamos a nadie rezagado. Nos ayudamos unos a otros. Sacamos fuerza de nuestras victorias y aprendemos de nuestros errores, pero mantenemos la vista fija en el distante horizonte, sabiendo que la Providencia está con nosotros, y que somos ciudadanos benditos de la más grande nación de la Tierra”.
XS
SM
MD
LG