Enlaces para accesibilidad

Senador Rubio impulsará alternativa a Ley Dream

  • Voz de América - Redacción

El plan permitiría a los estudiantes quedarse en el país para estudiar o trabajar, obtener licencia de conducir, pero no obtendrían la residencia ni la ciudadanía, ni podrían votar.



El senador por el estado de Florida, Marco Rubio, anunció que trabaja en una versión republicana a la iniciativa llamada Ley DREAM, siglas en inglés para desarrollo, apoyo y educación para menores extranjeros.

"El concepto general es que recibiremos jóvenes en esas circunstancias, sin antecedentes criminales, graduados de escuelas estadounidenses, etc. Ellos recibirán el equivalente a una visa de no inmigrante, lo que ya reconocemos a gente de todo el mundo que viene a trabajar", dijo Rubio.

La ley Dream original, respaldada por los demócratas y por los hispanos, ofrece la ciudadanía a los menores que están sin autorización en Estados Unidos, si asisten a la universidad o ingresan a las fuerzas armadas. La medida estuvo cerca de la aprobación legislativa en diciembre de 2010, aunque ha perdido presencia desde entonces, y Rubio generó polémicas por oponerse al proyecto.

Ahora, el proyecto de Rubio representaría otro paso en la larga y contenciosa lucha sobre la política de inmigración y el destino de 11 millones de personas que están sin permiso en Estados Unidos y parece ser la respuesta a las oraciones del Partido Republicano y de su aspirante presidencial Mitt Romney, en un año electoral.

"Lo que yo sospecho aquí, es que algunas personas realmente cuentan con usar este asunto como un arma en la elección. La posibilidad de que quede listo antes de noviembre aterroriza a algunos", advirtió el legislador republicano por Florida.

Los demócratas tienen una considerable ventaja política entre los hispanos, la cual, paradójicamente, fue incrementada por la áspera retórica de algunos aspirantes presidenciales republicanos en las primarias de este año.

Pero el plan del senador Rubio podría ser aceptable para muchos, aunque no otorgaría la ciudadanía a sus beneficiarios, como sí lo contempla la versión demócrata.

"Esa visa de no inmigrante los hace legales y les permite estar aquí estudiando —no por siempre, habrá que renovarla—, Sin embargo, esto no les prohíbe que se conviertan en residentes y ciudadanos. Sólo deben seguir el proceso que cualquier otra persona con una visa de no inmigrante tendría que seguir", declaró Rubio.

El senador demócrata Harry Reid, uno de los proponentes originales de la ley admite que aún en la última versión discutida en el Congreso, tomaría unos 13 años adquirir la residencia, de manera que la alternativa de Rubio parece muy aceptable.

"Tenemos que conseguir que los electores hispanos voten por nuestro partido", dijo Romney el domingo en una reunión privada para recaudar dinero en Florida, a la vez que insistió en que el Partido Republicano necesitaba una alternativa a la Ley DREAM.

Rubio, que dijo este martes que en su partido "tenemos que llegar a un sistema de inmigración que honre nuestro legado como nación de leyes y también nuestro legado como nación de inmigrantes", reveló que aún no ha conversado con el equipo de campaña de Romney sobre su plan, pero planea hacerlo pronto.

A principios del año, el senador había pedido a su partido que amainara sus expresiones contra la inmigración ilegal.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG