Enlaces para accesibilidad

Republicanos listos para tomar Congreso

  • Voz de América - Redacción

El líder entrante de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, planea comenzar su agenda aprobando el oleoducto Keystone XL.

El líder entrante de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, planea comenzar su agenda aprobando el oleoducto Keystone XL.

Como primer punto de la agenda del Congreso, los republicanos piensan forzar la aprobación del oleoducto Keystone XL y frenar las políticas en inmigración y las relaciones con Cuba.

El nuevo Congreso de Estados Unidos inicia este martes con los republicanos en control tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, y los conservadores decididos a revertir algunas de las principales políticas del presidente Barack Obama.

Como primer punto de la agenda del Congreso, los republicanos piensan forzar la aprobación del oleoducto Keystone XL, una iniciativa que ha estado entrampada durante años, pendiente de una decisión del presidente.

El oleoducto ayudaría a transportar petróleo desde los campos de Canadá hacia la costa estadounidense del Golfo de México, algo que los demócratas ven como una amenaza al medioambiente y los republicanos como una oportunidad de crear empleo y aumentar la seguridad energética de EE.UU.

Batallas legislativas similares también podrían frenar los cambios de política del presidente en inmigración y el relanzamiento de las relaciones con Cuba.

El líder entrante de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo a la cadena CNN que solo porque los estadounidenses votaron por tener un Congreso dominado por los republicanos y un presidente demócrata, no significa que vaya a haber entrampamiento.

De igual manera opina el senador electo Thom Tillis.

“Solo ser capaces de tomar lo que venga de la Cámara y del Senado y enviarlo al escritorio del presidente para su firma es algo que no hemos visto durante varios años. Con solo hacer que el Congreso se enfoque en funcionar, podemos lograr sanear la economía”, dijo Tillis al programa de la cadena ABC, This Week.

Pero mientras el presidente dice que está ansioso por trabajar con los republicanos, hay cosas que la Casa Blanca considera superadas, como es el caso de la reforma sanitaria, también conocida como Obamacare.

“Finalmente hemos acabado con el debate en este país de si el seguro de salud es o no es un derecho o un privilegio. Creemos que todos en EE.UU. tienen el derecho a recibir un seguro de salud adecuado, y la ley de cuidados de la Salud les da justamente eso”.

Como quiera que terminen estas batallas en este año que comienza, lo republicanos ya van un paso adelante enfocados en la elección presidencial de 2016.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG