Enlaces para accesibilidad

Obama pide a Europa no excederse en austeridad

  • Voz de América - Redacción

El presidente Obama habló sobre la economía europea y la local, desde el salón de conferencias de la Casa Blanca.

El presidente Obama habló sobre la economía europea y la local, desde el salón de conferencias de la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este viernes 8 de de junio de 2012 que aunque la situación económica en Europa es delicada y las soluciones para enfrentarla son duras, lo bueno es que “hay soluciones”, a la vez que les advirtió a ellos y a los republicanos en el Congreso que “demasiada austeridad, demasiado rápido” sólo empeorará las cosas.

Obama ofreció consejo sobre cómo resolver la crisis de la zona euro, recordando que “En Europa están pasando por lo que nosotros ya pasamos”, aunque fue cauto en reconocer que allá se trata con 17 países y por lo tanto es más complicado que lidiar con un solo Congreso como en Estados Unidos.

“Tenemos que ser constructivos y no decirles lo que tienen que hacer ellos, sino lo que hicimos nosotros… Podemos sugerir, aconsejar, pero ellos tendrán que tomar sus decisiones”, advirtió el presidente.

Su preocupación, dijo, es que Europa es el principal socio comercial de Estados Unidos y lo que pasa allá afecta también la economía de Estados Unidos.

Pero además de hablar para Europa, el presidente habló también para sus rivales republicanos en el Congreso que se han mostrado reticentes a aprobar las medidas de estímulo propuestas por la Casa Blanca.

Específicamente se refirió a las propuestas para crear más empleos, aumentar los impuestos a los ricos, obligar a que los bancos refinancien los préstamos hipotecarios y la inversión en el sector público, entre otras, que no han contado con el apoyo republicano.

El presidente dijo que en Estados Unidos, gracias a las medidas tomadas por el ejecutivo, se han creado 4.5 millones de nuevos empleos desde el peor momento de la crisis. Pero reconció que “Las debilidades han estado en los gobiernos estatales y locales” y en el gran número de parados en el sector de la construcción.

“Si los republicanos quieren ayudar, deberían pensar en cómo ayudar a los gobiernos locales y cómo poner a trabajar a los trabajadores de la construcción”, reclamó.

“Lo que sí es cierto aquí y en Europa, es que tenemos problemas a corto plazo: ¿cómo ponemos a trabajar a la gente de regreso, cómo hacemos para que la recuperación adquiera impulso. El problema es que si la economía todavía es débil, la recuperación frágil y recurres a cortar gastos severamente, te metes en una espiral negativa que debilita la demanda y hace que las empresas no contraten”, dijo.

“Hagamos lo que se pueda para crecer y hacer que los déficits disminuyan… y deslicémonos (suavemente) hacia la responsabilidad fiscal”, finalizó.

XS
SM
MD
LG