Enlaces para accesibilidad

La violencia alcanza a la policía en EE.UU.


Agentes locales y federales continúan la búsqueda de un sospechoso de disparar a un policía en Fox Lake, Illinois.

Agentes locales y federales continúan la búsqueda de un sospechoso de disparar a un policía en Fox Lake, Illinois.

Las estadísticas muestran que un policía muere cada 53 horas pero los uniformados mantienen su compromiso de velar por la seguridad de sus comunidades.

La inseguridad y la violencia ha alcanzado a los policías y la muerte de varios de ellos en las últimas semanas es consecuencia de incidentes en los que faltó una efectiva comunicación, afirma un vocero policial.

En entrevista con la Voz de América, el detective Álvaro Zavaleta, portavoz del Departamento de Policía de Miami Dade, reconoció el dolor que provoca la muerte de uno de los componentes de la fuerza policial y enfatiza en que son incidentes desafortunados que deben terminar.

Alvaro Zabaleta - Detective Miami Dade Police Department

Alvaro Zabaleta - Detective Miami Dade Police Department

“Hemos sido testigos en este último tiempo de mucha violencia y mucha agresión contra los policías, pero sabemos que la gran mayoría de la comunidad reconoce nuestra labor, saben que estamos para protegerlos y nos apoyan”, dijo Zabaleta.

A tiempo de recordar los últimos incidentes que terminaron con la vida de dos policías, uno en Texas y otro e Illinois, Zabaleta destaca los sentimientos de los uniformados.

“Es dolorosa la pérdida de un servidor del orden y es triste porque somos seres humanos que tenemos familia, amigos y una profesión a la que amamos”, dice el portavoz policial.

Escuche la entrevista con el detective Álvaro Zabaleta

Zabaleta destaca que, como en cualquier profesión, la policía también tiene elementos conflictivos que no cumplen con su labor de acuerdo a los procedimientos o normas, pero añade, no por ello se debe juzgar por igual a todos.

“La mayoría de nosotros estamos dispuestos a cualquier sacrificio para servir a nuestra comunidad, y desafortunadamente las estadísticas dicen que cada 53 horas un policía muere en el cumplimiento de su deber, la situación ha empeorado últimamente pero somos nosotros y la comunidad la que debe cambiar esto”, concluye el oficial de policía.

Zabaleta considera que el camino correcto para un mejor entendimiento entre policías y ciudadanos es la comunicación y pone como ejemplo el trabajo del Departamento de Policia de Miami Dade.

“Nosotros servimos a una comunidad de más de 2 millones 600 mil habitantes, y las estadísticas muestran que tan solo un 5% de ellos son delincuentes o personas que violan la ley, el resto sabe que puede confiar en nosotros. Utilizamos policías comunitarios para acercarnos a ellos, para ser parte de su entorno y para que conociéndonos, nos apoyen”, dice Zabaleta.

XS
SM
MD
LG