Enlaces para accesibilidad

Un lienzo para desahogar el dolor en Dallas


Cientos de personas se acercan al departamento de la policía de Dallas, para ofrecer sus muestras de apoyo. [Foto: Gesell Tobias, VOA].

Cientos de personas se acercan al departamento de la policía de Dallas, para ofrecer sus muestras de apoyo. [Foto: Gesell Tobias, VOA].

Frente al edificio de la policía de Dallas, hay dos patrullas convertidas en el refugio de aquellos que buscan desahogar el dolor por la muerte de cinco policías durante una matanza.

Dejan rosas, cartas, osos de peluche, recuerdos, fotografías, poemas… sobre dos patrullas de la policía de Dallas, que se han convertido en una especie de lienzo del recuerdo.

Cinco policías murieron a manos de un solo hombre, en esta ciudad de Texas, y los estadounidenses están decididos a no olvidarlos, en una especie de catarsis para que las heridas empiecen a sanar.

“Hemos venido con los niños y mi familia para dejar unas flores como muestra de respeto a los policías que murieron el jueves en la noche”, aseguró Juanita Barrón, una residente de Dallas, Texas.

La muerte del oficial Patrick Zamarripa, el único de origen hispano, perturbó particularmente a Juanita.

“Porque es hispano hay una conexión con la gente latina. Pero también era joven, tenía sus hijos y son originarios de Dallas"

​"Yo quiero que la gente sepa que aquí en Dallas, tenemos un departamento de la policía bien amable, unidos con la comunidad, ya sean latinos, afroestadounidenses… por eso, que esto pase aquí es como un puñal en el alma, porque no nos sentimos así en esta ciudad, somos muy diferentes, por eso me dolió el corazón ver lo que pasó esa noche”.

Las lágrimas brotaban pero no había tristeza, a las afueras de la estación de la policía, ubicada a unos cinco minutos de donde ocurrió la matanza, se respiraba un sentimiento de esperanza. Incluso entre aquellos como el detective Daniel Gómez, quien perdió a un amigo durante esa trágica noche de jueves.

“Conocí a Michael Smith hace más de 20 años en la estación de policía del distrito central. Cuando me enteré que había muerto quedé sin palabras, no me lo podía creer. Trabajamos juntos por muchos años”, recordó el detective Gómez.

El agente Smith, así como los otros cuatro policías, murieron mientras protegían una protesta pacífica, por la muerte dos dos afroestadounidenses a manos de policías blancos en Minesota y Luisiana. Pero para el detective Gómez, nada justifica la reacción de Micah Jhonson.

“No hay justificación para matar policías. Ellos son los que nos ayudan para atrapar a los malos. La historia demuestra que los malos nunca ganan, por eso hay que permitir que sea la justicia la que se encargue de los asuntos, no podemos hacer justicia con nuestras propias manos”, advirtió Gómez.

El presidente Barack Obama tiene previsto llegar a Dallas esta próxima semana, aunque desde Europa, en donde se encuentra de gira, insistió en que la nación no solo debe sobreponerse a una nueva masacre, pero además, se deben tomar medidas como la de discutir su fracasado proyecto para controlar la compra de armas en Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG