Enlaces para accesibilidad

Polémica por inhalador de café

  • Voz de América - Redacción

La cafeína inhalable genera dudas sobre los riesgos a la salud.

La cafeína inhalable genera dudas sobre los riesgos a la salud.

Su creador, David Edwards, profesor de ingeniería biomédica de la Universidad de Harvard, dijo que el AeroShot es seguro y no contiene aditivos.

En un mundo donde cada vez parece que el tiempo es más corto, hacer una taza de café podría convertirse en cosa del pasado.

Y esto se debe tras la salida al mercado de un producto llamado AeroShot.

Se trata de un inhalador de cafeína del tamaño de un lápiz labial que salió al mercado a finales de enero en Massachusetts y Nueva York, así como en Francia, el cual ha causado sensación entre los más jóvenes.

Cada unidad tiene un costo de $2,99 dólares y contiene la misma cantidad de cafeína que una taza grande de café, más vitamina B. Se vende en almacenes, tiendas pequeñas, licorerías y negocios por Internet.

Pero a pesar de que sus fabricantes dicen que los universitarios no son el público objetivo, la polémica surge después de que éstos hayan sido los que más han comprado el producto.

La Agencia de Alimentos Medicamentos de EE.UU., (FDA, por su sigla en inglés), anunció el domingo que investigará el producto, ya que AeroShot no necesito una revisión previa para entrar al mercado por su clasificación de suplemento dietético.

El senador de Nueva York Charles Schumer dijo que se reunió con el comisionado de la FDA, Margaret Hamburg, para hacerle conocer su preocupación al respecto.

"Estoy preocupado sobre cómo un producto como este impacta a niños y adolescentes, que son particularmente vulnerables al uso excesivo”, dijo Schumer.

Una vez que el consumidor aspira AeroShot, un polvo sabor lima-limón empieza a disolverse de manera instantánea. Cada recipiente es de uso personal y dura hasta seis aspiraciones.

XS
SM
MD
LG