Enlaces para accesibilidad

Pizzzzzzzzzzzzza

  • Voz de América - Redacción

Aunque en ocasiones se puede encontrar precocinada la masa, le enseñaremos los trucos más útiles para preparar la suya propia.

Aunque en ocasiones se puede encontrar precocinada la masa, le enseñaremos los trucos más útiles para preparar la suya propia.

Fruto de la herencia italoestadounidense la pizza se ha configurado como uno de los platos más requeridos.

Caminar por las calles de Nueva York es disfrutar pegados a los cristales de la multitud de oferta de pizzas en cada esquina. Desde las más económicas hasta las más sofisticadas, la pizza es un plato tradicional de la herencia italoamericana.

Lo más característico de la pizza en Estados Unidos es que se ha adaptado a todos los gustos y sabores. Desde la ‘tex-mex’ con carne y picante, hasta la ‘hawaiana’, con jamón y piña.

Esto es lo que le hace representativa de un país tan amplio y con tal cantidad de sabores, que la pizza, la construye cada uno con los sabores al gusto, pero la base está hecha de una misma masa.

Aunque en ocasiones se puede encontrar precocinada la masa, le enseñaremos los trucos más útiles para preparar la suya propia.

Ingredientes:

Para la masa:

*250 g (2 tazas) de harina 0000

*15 g de levadura prensada ó 5g de la deshidratada

*125 cc (1 taza) de agua a temperatura ambiente

*1 pizca de sal

*1 cucharita de aceite de oliva

*1 cucharita de azúcar

Para la cubierta:

*100 g de aceitunas verdes descarozadas

*150 g de puré de tomates

*150 g de queso mozzarella cortada en cubos

*10 0g de panceta ahumada en láminas y picada

*50 g de queso parmesano rallado

*Sal

Preparación:

Paso 1: Colocar en una taza el agua tibia con una cucharadita de azúcar y disolver la levadura. Dejar reposar unos minutos.

Paso 2: En un recipiente amplio mezclar la harina con la sal. En el centro hacer un hueco e incorporar las 2 cucharadas de aceite y la levadura con el agua tibia de a poco hasta formar una mezcla que no se pegue en los dedos.

Paso 3: Amasar hasta lograr una textura lisa y elástica. Untar ligeramente la masa con un poco de aceite, cubrirla con un paño seco y limpio, y dejarla reposar en lugar templado durante una hora aproximadamente hasta que duplique su tamaño.

Paso 4: Una vez logrado el volumen deseado amasar nuevamente unos minutos, quitándole el aire.

Paso 5: Bañar la pizza de tomate y colocar por encima el resto de los ingredientes; la mozzarella, la panceta, aceitunas y por último el aliño de sal y parmesano.

Paso 6: Hornear durante media hora aproximadamente.

XS
SM
MD
LG