Enlaces para accesibilidad

Espionaje en internet no cambia hábitos en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Casi el 90 por ciento de los encuestados ha oído hablar sobre los programas de la NSA revelados por Snowden.

Casi el 90 por ciento de los encuestados ha oído hablar sobre los programas de la NSA revelados por Snowden.

Estudio muestra que si bien algunos usuarios de internet han cambiado su conducta, otros consideran que hacerlo puede levantar sospechas.

Dos años después de que Edward Snowden revelara en documentos secretos sobre el espionaje del gobierno, algunos estadounidenses dicen que han tomado precauciones adicionales para protegerse en línea.

Pero, en general, la mayoría aparentemente no han cambiado sus hábitos de telefonía móvil o uso de internet.

Esas son las conclusiones de un informe publicado esta semana por el Proyecto de Internet del Centro de Investigación Pew de Estados Unidos, que explora las actitudes acerca de la vigilancia electrónica.

Bajo el título "Las Estrategias de Privacidad de los Estadounidenses tras Snowden", el estudio es el primero en investigar no sólo las opiniones sobre la supuesta vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional a teléfonos e Internet, sino también cómo esas opiniones están dando forma al comportamiento en línea de las personas.

"En este informe, tenemos indicios de que un segmento importante de los estadounidenses está cambiando algunos de sus comportamientos en respuesta a las filtraciones de Snowden", dijo la autora principal e investigadora del Pew, María Madden. "Pero la mayoría de estos cambios no son muy técnicos y en cambio apuntan a un comportamiento de auto-censura".

Casi el 90 por ciento de los 475 encuestados había oído hablar al menos un poco acerca de los programas de la NSA revelados por Snowden, y cerca del 30 por ciento dice que ha escuchado mucho.

De ese 90 por ciento, casi un tercio dicen que han alterado su comportamiento de alguna manera para ayudar a proteger sus actividades y cuidan su privacidad en el teléfono o en línea.

Los pasos incluyen el cambio de la configuración de privacidad en las redes sociales como Facebook (17 por ciento), evitar ciertas aplicaciones o programas (15 por ciento), o comunicarse más en persona que por vía electrónica (14 por ciento).

Una posible razón que más adultos no cambiaron su comportamiento es la falta de conocimiento de las herramientas disponibles o una falta de conocimiento tecnológico, según Madden.

"Cosas como el cifrado, servidores proxy, los servicios de anonimato (...) estas son todas tecnologías que están siendo utilizadas por una muy pequeña parte de la población en este momento", dijo Madden a la Voz de América. "Encontramos que más de la mitad de los estadounidenses dicen que, de hecho, sería difícil para ellos encontrar herramientas y estrategias para que estar en línea más privado”.

Grupos de enfoque del estudio revelaron otra explicación posible, que sorprendió a los investigadores.

"En realidad hay un segmento de la gente [que] ... no toman estas medidas porque no quieren parecer sospechosos o invitar al escrutinio", dijo Madden. "Algunas personas realmente sienten que aquellos que utilizan herramientas de encriptado levantan una bandera roja sobre su comportamiento en línea”.

En general, la mayoría de los encuestados (57 por ciento) dijo que era inaceptable que el gobierno de Estados Unidos vigile las comunicaciones de los ciudadanos, un resultado que está muy en línea con otras investigaciones anteriores del Centro de Investigación Pew para el Pueblo y la Prensa.

Sin embargo, el 54 por ciento dijo que el monitoreo de EE.UU. a ciudadanos de otros países era aceptable y un total de 60 por ciento dijo que el seguimiento de los dirigentes y líderes de otras naciones era aceptable.

"Los adultos más jóvenes tienen menos probabilidades de aceptar el monitoreo de otros grupos, y en general los estadounidenses se han vuelto menos seguros de que estos programas son de interés público", dijo Madden.

"Teniendo en cuenta nuestros estudios anteriores, y los altos niveles de preocupación que se ha monitorizado, no es particularmente sorprendente. Lo sorprendente es que los republicanos han vuelto menos confianza en el tiempo, más que los demócratas", dijo.

Estudios previos realizados por Pew indican que una gran mayoría de los estadounidenses temen haber perdido la capacidad de proteger su vida privada en general, y particularmente en línea, con poco consenso sobre lo que podría ayudar a revertir esa tendencia.

XS
SM
MD
LG