Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: construcción de oleoducto regresa a la palestra

  • Voz de América - Redacción

Protestas en Texas por la construcción del oleoducto Keystone, que atravesaría el territorio de Estados Unidos

Protestas en Texas por la construcción del oleoducto Keystone, que atravesaría el territorio de Estados Unidos

La nueva propuesta, presentada al estado de Nebraska, rescata de la congeladora el proyecto del oleoducto Keystone XL, frenado por Obama.

La propuesta de construcción de un oleoducto que atravesaría el territorio de Estados Unidos, desde Alberta, Canadá, hasta las costas de Texas volvió a la palestra política, luego que la empresa TransCanada sometiera a revisión un nuevo trazado que obvia áreas medioambientales sensibles.

La nueva propuesta, presentada al Departamento del Medioambiente de Nebraska, rescata de la congeladora el proyecto del oleoducto Keystone XL, frenado cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aceptó la recomendación del Departamento de Estado de rechazar la aplicación inicial para obtener un permiso de construcción.

Activistas medioambientales habían presionado al presidente para que frenara el proyecto, que según ellos afectaría de manera particular la delicada región de Sand Hills, en Nebraska. Obama les prestó atención y el proyecto quedó parado desde enero.

Petróleo no-convencional

El oleoducto Keystone XL planteado por la compañía TransCanada transportaría petróleo de arenas bituminosas – una de las fuentes de energía más sucias del mundo.

El proceso de extracción y producción de este petróleo no-convencional utiliza, según los opositores al proyecto, tanta energía que produce un promedio de 3 veces más emisiones de calentamiento global que la producción del crudo convencional.

Ahora, los esfuerzos formales de TransCanada y el estado de Nebraska por encontrar una nueva ruta, oficialmente dejan sin efecto las razones expuestas por los asesores del presidente Obama.

En la primera semana de abril de 2012, los legisladores estatales en Nebraska aprobaron el reinicio del proceso de revisión.

“Nebraska seguirá adelante en el proceso de revisión del propuesto oleoducto Keystone XL y de cualquier otro oleoducto que pueda crear empleo y reducir la dependencia de Estados Unidos del petróleo del Medio Oriente”, dijo el gobernador republicano del Estado, Dave Heineman, durante la ceremonia de firma de la ley.

“El proceso de revisión es una prioridad para Nebraska”, agregó el gobernador.

Se espera que dicha revisión tome varios meses, pero Heineman ha dicho que cree poder tener la propuesta aprobada antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012.

Tema de campaña

La discusión política sobre la construcción del oleoducto ha sido uno de los temas importantes de la precampaña.

Los republicanos han atacado al presidente Obama por lo que perciben como intransigencia por detener la construcción del oleoducto.

El último esfuerzo republicano por torcer el brazo del presidente, fue el de colgar una propuesta de ley de transporte a la propuesta de Keystone, que Obama tuvo que vetar finalmente.

El virtual candidato presidencial Mitt Romney también ha dicho que aprobará una orden ejecutiva “el primer día” de su gobierno, que permita la construcción del oleoducto.

Quienes respaldan el oleoducto Keystone señalan los beneficios económicos esperados, incluyendo los miles de trabajos que serían creados para su construcción, como suficiente razón para que se apruebe el proyecto y piensan que el estudio ambiental no es necesario.

“Han tenido tres años para evaluar el impacto ambiental y ya deberían tener una buena idea de cómo manejar el impacto del proyecto”, dice Cindy Schild, del American Petroleum Institute.

Nuevo proceso

Lo que no queda inmediatamente claro con la presentación del nuevo proyecto este miércoles, es cuándo enviarán una nueva aplicación al Departamento de Estado. Se supondría que como la ruta no ha cambiado mucho, la revisión tomaría mucho menos de los tres años que tomó la primera propuesta rechazada en enero.

Sin embargo la sub secretaria Kerri-Ann Jones, dijo a los reporteros que “si TransCanada presenta una nueva aplicación, iniciará un proceso de revisión, completamente nuevo”.

No obstante, aclaró que ya hay un memorándum de entendimiento entre funcionarios federales y estatales para trabajar juntos y evitar redundancias.
XS
SM
MD
LG