Enlaces para accesibilidad

Prensa: Varias veces muerta

  • Jóvenes corresponsales

Perú se ubica como una de las naciones donde más se coarta la libertad de prensa con agresiones a periodistas.

La libertad de prensa en Perú se ha visto constantemente agredida por grupos privados, particulares y sobre todo por funcionarios del estado.

Incluso el asesinato, es una de las formas de agredir al periodista y sobre todo a la libertad de prensa en este país. Según indica el Instituto de Prensa y Sociedad de Lima (IPYS), “los ataques a las libertades informativas conocieron un repunte en septiembre de 2011 llegando a 12 casos, el segundo mes de 2011 más peligroso para los periodistas, hasta el momento, luego de mayo en que se registraron 20 agresiones”.

Evidentemente ser periodista en Perú es un trabajo muy peligroso y que convierte en héroes a personas que solo quieren dar a conocer la verdad de investigaciones que ciertamente constituyen un peligro para la corrupción que claramente existe en este país.

El IPYS agrega que entre los 12 casos de septiembre se encuentran los asesinatos a los periodistas Pedro Alonso Flores Silva y José Oquendo Reyes, de las regiones Ancash e Ica respectivamente. De acuerdo al reporte del IPYS, en realidad el 77% de las agresiones ocurrió en una ciudad del interior del país, contra el 23% que se registró en Lima, ciudad capital. Son 19 las regiones que aparecen en el mapa de las agresiones a libertades informativas, ranking que encabezan Lima (18) y Ancash (12).

El periodismo “es una herramienta democrática, de transparencia, de libertad de expresión, y una de las cosas más difíciles de lograr en cualquier sociedad donde se conjugan varios intereses”, asegura Alexander Echeverría, periodista del semanario Página Cero, y agregó que “es complicado tener libertad de prensa cuando los medios dependen de la publicidad estatal, y mucho peor cuando la publicidad estatal se utiliza por parte de quienes gobiernan como una método de amenaza constante para que los medios hablen bien del gobierno de turno”.

Sin embargo, Echeverría sostiene que los peor “es cuando los mismos periodistas entienden esto como “normal”, y se adecuan al “sistema” del “esto mejor no decirlo porque sino me saca el aviso”. Cuando los periodistas entienden que lo mejor es “callarse”, se trata de la violación más macabra a la libertad de prensa, la que viene desde quienes tienen que defenderla, aunque eso les cueste “un aviso”, “menos dinero”, o hasta la muerte como sucede en países como Perú”, dijo Echeverría.

Funcionarios Públicos

Volviendo al tema específico de lo que sucede en Perú, los funcionarios públicos siguen apareciendo como los sujetos más agresores (28 ocasiones). Un tanto más lejos las agresiones provienen de desconocidos (14) o de grupos (12). Son personas naturales (ya periodistas o ciudadanos de a pie) los más agredidos. En las tipologías del periodista destacan los 33 reporteros y 32 locutores o conductores que resultaron víctimas según el estudio.

Tipo de Agresiones

Las agresiones físicas vienen siendo, asimismo, el grueso de las agresiones. Golpizas, persecución, intentos de asesinato y hasta asesinatos consumados, suman en globo 40 casos. Le sigue uso abusivo del poder estatal con 21 casos, que incluye abuso de los organismos de control del Estado, tributarios, administrativos, etc. y más fáctico, interceptaciones telefónicas. Más lejos están las 13 agresiones verbales como amenazas e insultos o declaraciones que buscan desacreditar a un periodista o su trabajo profesional, según indica el IPYS.

Último Antecedente

El 24 de octubre de 2011, la periodista Yanina Póveda Mercedes, directora y conductora del programa “Contacto Informativo” de radio Julices de Cajabamba, denunció que ese día fue despedida porque el propietario de la emisora recibió presiones provenientes del alcalde de esa provincia, ubicada en la región Cajamarca, norte del país. La periodista desde hace varios días ha sido muy crítica a la gestión de Pesantes Alayo, denunciando presuntas irregularidades del servicio de Serenazgo (policía municipal) y de la venta de agregados de construcción para una obra.

Póveda dijo que tras ser despedida, las agresiones han continuado. Cuando fue a cubrir un accidente relacionado a funcionarios de la Municipalidad, efectivos de Serenazgo la agredieron físicamente tratando de arrebatarle su cámara de video, la que quedó averiada, según informa el Instituto de Prensa y Sociedad de Lima, Perú.

Mi nombre es Alin Gutierrez tengo 15 años de edad, soy una de los Jóvenes Corresponsales de la Embajada de Estados Unidos en el departamento de Durazno. Estudio en el Colegio San Luis voy a primer año de bachillerato (4to). Actualmente vivo en la ciudad de Durazno.

XS
SM
MD
LG