Enlaces para accesibilidad

Perú: 'La incertidumbre continúa'

  • Federica Narancio

Las últimas encuestas presentan un empate técnico entre el izquierdista Ollanta Humala y la derechista Keiko Fujimori.

Las últimas encuestas presentan un empate técnico entre el izquierdista Ollanta Humala y la derechista Keiko Fujimori.

Un analista político consultado por VOA explicó por qué tanto Keiko Fujimori como Ollanta Humala generan rechazo entre gran parte del electorado.

A días de una reñida segunda vuelta presidencial en Perú, en la que las últimas encuestas presentan un empate técnico entre el izquierdista Ollanta Humala y la derechista Keiko Fujimori, “la incertidumbre continúa”, dijo en una entrevista con la Voz de América el analista político y sociólogo Carlos Basombrío.

Los peruanos están “angustiados por la decisión final que tienen que tomar”, afirmó, asegurando que “a muchísimas personas les da vergüenza decir por quién van a votar, no les gusta (…) ninguno de los dos”.

Basombrío dijo que esto no quita que ambos candidatos tengan partidarios fervorosos, pero un porcentaje elevado del electorado -un 20% mínimo según las últimas encuestas- aún se manifiesta indeciso. Y este es el electorado que en definitiva definirá la segunda vuelta el 5 de junio.

El debate nacional entre Humala y Fujimori el domingo pasado no ayudó a despejar las dudas de los peruanos, porque en términos generales “ambos sobrevivieron” a la prueba, según el analista político. “No hubo un ‘knockout' que hubiera permitido que uno de los dos se alzara con la victoria”.

El escritor peruano y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa dijo que elegir entre Fujimori y Humala es como elegir “entre el sida y el cáncer”, una opinión que si bien Basombrío comparte, a nivel personal dijo que no se inclina por ninguno de los dos, mientras que Vargas Llosa optó por apoyar “el cáncer”, esto es, a Humala.

El rechazo que generan ambos candidatos se resume a que cada uno carga con su propio bagaje. Fujimori “llega como heredera de una dictadura”, la de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de prisión por corrupción y violaciones a los derechos humanos, dijo Basombrío. Un gobierno durante el cual Keiko Fujimori se desempeñó como primera dama con 26 años, según recordó su rival durante el debate nacional.

Humala, un ex militar de 48 años, “está vinculado en lo personal a violaciones a derechos humanos y dos insurrecciones, una de ellas contra un gobierno legítimo”, agregó. También pesa sobre él el temor de que aplique un modelo de gobierno “chavista”, y aunque intentó desvincularse de Hugo Chávez para asociarse a la imagen de Lula da Silva no lo ha logrado, consideró el analista político.

Tampoco es fácil para los peruanos guiarse por los planes políticos presentados por los contrincantes. El plan de gobierno de Humala tiene 140 páginas que fueron “destrozadas por los periodistas y medios de comunicación”, y que luego fue reformulado más de tres veces “con críticas muy fuertes”. Fujimori, en tanto, “presentó un plan de gobierno de 13 páginas que sustantivamente no dicen nada”.

La reticencia que despiertan ambos candidatos se ve ilustrada en una encuesta de la Pontificia Universidad Católica del Perú citada por Basombrío, que dice que un 34% de los peruanos no confía ni en Keiko Fujimori ni en Ollanta Humala. El sondeo también arrojó que un 31% de los peruanos cree que Fujimori miente mucho y un 32% dijo lo mismo sobre Humala.

Perú entró en la recta final de la segunda vuelta con dos candidatos “resistidos” y “poco queridos”, dijo Basombrío. Paradójicamente, ambos candidatos representan –cada uno a su manera- “un voto de protesta” por parte de la población, que vive “una crisis de confianza en la política desde hace muchos años”, consideró el analista político. Porque pese al importante crecimiento económico que registró el país, “no se han hecho reformas para brindar igualdad de oportunidades”, sostuvo.

XS
SM
MD
LG