Enlaces para accesibilidad

Luctuoso día de la libertad de prensa en México

  • Voz de América - Redacción

En México los ciudadanos realizan protestas en forma recurrente reclamando que se respete su derecho a ser informados libremente por la prensa.

En México los ciudadanos realizan protestas en forma recurrente reclamando que se respete su derecho a ser informados libremente por la prensa.

Los tres fotógrafos asesinados en México eran parte de un grupo que se había exiliado de Veracruz en 2011 en medio de amenazas y violencia, pero habían regresado.

En pleno día de la Libertad de Prensa, los cuerpos de los fotoperiodistas mexicanos Gabriel Huge, Esteban Rodríguez y Guillermo Luna, junto al de su compañera, Irasema Becerra fueron hallados en un sitio conocido como canal La Zamorana, en la zona Veracruz-Boca del Río, en México.

La muerte de los tres fotógrafos se suma al de la reportera Regina Martínez, corresponsal de la revista mexicana Proceso, asesinada hace menos de una semana en Veracruz.

Los fotógrafos habían regresado al estado después de ausentarse en 2011 en medio de amenazas y violencia. Por su parte, los defensores de derechos de los periodistas en México volvieron a reclamar al gobierno a tomar medidas para proteger a los reporteros en la región de la costa del Golfo de México. En total ya han sido asesinados siete reporteros y fotógrafos en Veracruz desde marzo de 2011.

Los cuerpos desmembrados de los fotógrafos –quienes habían trabajado en la cobertura de noticias policiales- fueron encontrados en el área de Boca del Río dentro de bolsas de plástico negras por parte de la policía naval y con rastros de haber sido torturados.

Guillermo Luna Varela, era fotógrafo de Veracruznews, una agencia de noticias local, Gabriel Huge había sido fotógrafo del diario Notiver, informa The Associated Press, citando a medios locales que señalan que había abandonado el estado después del asesinato de una reportera colega y regresado como periodista de una radiodifusora; mientras que Esteban Rodríguez, quien fue fotógrafo hasta agosto de 2011 para el diario local AZ, actualmente trabajaba como soldador en un taller mecánico.

En 2008, el fotoperiodista Gabriel Huge había denunciado al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), que había sido atacado por elementos de la policía federal. El CPJ condenó los asesinatos de los fotoperiodistas, y Carlos Lauría dijo que "Veracruz ha visto una ola de violencia letal contra la prensa que está sembrando el miedo y la autocensura".
XS
SM
MD
LG